"Eficiencia o nada": Convenciones colectivas del Aluminio

El presidente de la República, Hugo Chávez Frías, ante la solicitud de los trabajadores siderúrgicos, el 20 de agosto de 2012 en Caruachi (Central Hidroeléctrica Francisco de Miranda), ordeno se discutiera la contratación colectiva vencidas de los trabajadores de Guayana para lograr reivindicaciones salariales, con esta acción se quedaron sin argumentos el patrón, expresado en los presidentes de las empresas y la representación de los trabajadores, expresado en los sindicatos; hasta ahora queda evidente que desde agosto hasta la siembra del comandante Hugo Chávez, el 05 de marzo del presente año, pasaron 7 meses dando vueltas en “pequeñeces” sin culminar las discusiones. El presidente de la Republica, Nicolás Maduro, visito ALCASA, el 28 de Mayo del presente año y volvió afirmar “cuánto hay que invertir para recuperar cada fabrica, cuál es el plan de producción, los problemas laborales pendientes, vamos a discutir y firmar contratos colectivos”; pero este tema NO es de interés para los presidentes de las empresas y mucho menos para los sindicatos que tienen como prioridades el “aguaje” mediático pura cámara, luces, y sin ninguna acción, a favor de firmar los acuerdos.

Desde nuestro punto de vista, los sindicatos de las empresas de Guayana, entraron en un franco deterioro en unísono, cuando se desviaron de su misión primordial que es luchar y preservar los beneficios sociales para los trabajadores. Actúan como “mediocres” gerentes de la administración de los beneficios contractuales y negociadores directos de contratos para transporte de personal, compras de juguetes, comedores, clínicas privadas, vinculados a negociación de cupos de aluminio, compra de insumos básicos y hasta intermediarios de las solicitudes de anticipos de prestaciones sociales; es decir; resolviendo sus asuntos particulares, a costilla de los asuntos colectivos, convirtiéndoles en una clase “sindical” perjudicial para los trabajadores. Estamos frente a la degradación de la clase sindical de Guayana que por poner un ejemplo; ninguno menciona y hasta olvidaron que el Seguro Social existe y que es la institución que cancela las pensiones e incapacidades; asi como la seguridad social de todos los trabajadores de Venezuela. No es casualidad, lo que pasa; es que el Seguro Social, no les cancela ningún porcentaje por el cobro de las cuotas descontadas.

Conocemos por los medios de comunicación social de la aprobación de la Convención Colectiva del sector Universitario que da respuesta a la exigencia de las aspiraciones socioeconómicas. Hacemos un llamado público al Presidente de la Corporación Venezolana de Guayana, Carlos Osorio, que haga cumplir la orden del comandante Hugo Chávez, y la reciente reafirmada por Nicolás Maduro, primer Presidente Obrero y que reivindica las Convenciones Colectivas, como escenarios para el justo salario de los trabajadores. Se hace innecesario continuar con una discusión interminable de las Convenciones Colectivas cuando ya se conoce la disposición por parte del Ejecutivo Nacional de finiquitar con la firma. Es necesario en esta coyuntura que los trabajadores conozcamos las propuestas del Gobierno Bolivariano antes que se tomen decisiones definitivas sin consultar con las mayorías.

“EFICIENCIA O NADA”

CHAVEZ VIVE, LA LUCHA SIGUE……

Esta nota ha sido leída aproximadamente 962 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Manuel Figuera


Visite el perfil de Manuel Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




US Y /trabajadores/a168931.htmlCUS