Helados EFE: Laudo arbitral, campo fértil para la corrupción

En la medida que nos adentramos más en la realidad política nacional nos percatamos que, aquella reunión que sostuvieran el Presidente Maduro y Lorenzo Mendoza, no se trató  de una “amena y placentera conversación” como reflejaron los medios, tanto públicos como privados, hasta el mismo vicepresidente ejecutivo de la República, Jorge Arreaza, sino que se establecieron alianzas políticas de largo aliento. A diferencia de la cuarta república en que el puesto de ministro de finanzas estaba destinado para un representante de la burguesía, en esta etapa quinta republicana que estamos viviendo, la burguesía se ha trazado el control del ministerio de alimentación, el cual responde más a sus anhelos de dar al traste con la Revolución Bolivariana, por aquello que “por el estomago someto al pueblo”.

  Pareciera que, su anhelo se ha venido cumpliendo. En estos días de vacaciones, nos hemos permitido visitar algunos mercales y Pdvales, en los que pudimos constatar el estado de abandono y desabastecimiento en que se encuentran, asimismo, pudimos verificar in situ que los mercales de Parque Carabobo y Agua Salud, hoy no son tales, sino locales Mikro; lo que bien puede explicarnos del por qué, en tiempos recientes, en que la guerra económica arreció y desparecieron productos esenciales de la dieta básica, pudimos ver al lado de los representantes gubernamentales a representantes de los propietarios de la cadena comercial Makro. La política que propicia el ministro Osorio, pareciera encaminarse a la desaparición de este importante logro de nuestro pueblo en su lucha contra la guerra económica;  si nos empujaran un poco para que dijéramos qué pensamos, diríamos que el programa de la MUD inspira al ministro Osorio.

  En Industrias Diana, se devela cuán lejos se está del cumplimiento del legado del Comandante Infinito Hugo Chávez, el ministro Osorio, hoy transmutado en burócrata. La colocación de un burgués fracasado en la dirección de la empresa, dejó al desnudo las verdaderas intenciones del ministro sombra polarcino; indagando las causas del por qué quebrar no solo esa experiencia verdaderamente revolucionaria, sino su ejemplo, nos topamos con un excelente programa que realizara el canal Vive Tv el pasado 21 de agosto, allí las y los trabajadores hablaron de su rica experiencia al frente de esa empresa recuperada para la Revolución y, entre las muchas cosas que expresaron, entre líneas, saque una que me llamó poderosamente la atención: Industrias Diana construye una planta refinadora que la llevaría a satisfacer el 70% del mercado nacional de aceites refinados para comer. Se imaginan, eso dejaría a Polar casi fuera de ese negocio y, a la burguesía le imposibilitaría seguir en su guerra de desabastecimiento en ese renglón alimenticio, un arma menos. Si querían alguna explicación del por qué destruir Diana, allí la tienen. Industrias Diana, no la pueden desmontar poco a poco como han venido haciendo con mercal, entonces se implementa su desmontaje sobre la base de la desinversión y poca productividad, tal cual si fuese una empresa a ser privatizada, algo de eso lo vimos bastante en la cuarta república. Por fortuna, la experiencia de control obrero elevó sustancialmente los niveles de conciencia revolucionaria en sus trabajadores y trabajadoras, lo cual constituye un muro de contención bien duro de roer.

  Y así, como mercal e Industrias Diana, las areperas Venezuela (antes llamadas socialistas), viven su etapa de descenso hacia su destrucción, lejos están los tiempos en que usted podía asistir a sus locales con su familia o amigos a degustar una sabrosa arepa a precio solidario, ahora sus locales son vulgares negocios de expendio de arepas para llevar, no es posible en ellos compartir, conversar, solo una caja registradora, un mostrador detrás de los cuales unos trabajadores y trabajadoras mal encaradas le recibirán su tiquet y le devolverán las arepas y jugo que compre, atrás muy atrás quedó la experiencia socialista de Bellas Artes en que el Ministro de Comercio, Eduardo Samán, compartía con las y los comensales, realizando su “trabajo voluntario”. El Socialismo, es una palabra que, en ningún instante, hemos escuchado salir de las miles de palabras expresadas por el ministro Félix Osorio a los medios, tanto públicos como privados.

  En Lácteos Los Andes, nada distinta es la situación, como bien lo señalara un trabajador en la protesta que hicieran en las cercanías de Miraflores: “aquí no se están pidiendo reivindicaciones laborales, ni mejoras de sueldos, aquí se está pidiendo que tengamos materia prima para trabajar. Esta situación está afectando gravemente nuestra producción” (http://www.aporrea.org/trabajadores/n235180.html). Desde adentro, de nuestras empresas recuperadas por las y los trabajadores en conjunción con nuestro Comandante Infinito Hugo Chávez, las gerencias atentan contra ellas. La misma queja del sindicato de La Gaviota, quienes explicaron que “lleva un año y medio (la empresa) sin recibir suministro de latas por el boicot de las empresas fabricantes”, esto con el silencio cómplice del Gobierno Nacional. En fin, toda una ofensiva contrarrevolucionaria, Ministerio de Alimentación-Burguesía Apátrida, en contra del conjunto de redes alimentarias que se fueron construyendo, estando en vida nuestro Comandante Chávez, en la perspectiva de garantizar a venezolanos y venezolanas la seguridad alimentaria como manda nuestra Constitución Bolivariana.

  Pero, retomando nuestras primeras impresiones sobre la alianza Mendoza-Maduro, el caso de las y los trabajadores de Helados EFE, perteneciente a la rama de alimentos de Industrias Polar, deja ver las costuras de la misma, sus alcances. Pues bien, en reclamo de su derecho constitucional a contar con una contratación colectiva digna que les reivindique en sus condiciones de existencia, ese sector de nuestra clase trabajadora se vió obligado a ir a la huelga contra un patrono cargado de soberbia y desprecio por las aspiraciones de ese sector de trabajadores y trabajadoras. Todas las prerrogativas y requisitos estipulados en la LOTTT fueron cumplidas al pie de la letra por la organización sindical que los dirige: SINATRASOHE, afiliada a la ÚNETE. La incapacidad del Ministerio del Poder Popular del Trabajo y la Seguridad Social, MINPPTRASS, de sus funcionarios y funcionarias, las Inspectorías del Trabajo, en cumplimiento de su obligación legal de: “Intervenir y mediar para facilitar los acuerdos en la negociación de la convención colectiva de trabajo, en los pliegos de peticiones y en la solución de los conflictos colectivos de trabajo” (LOTTT, artículo 509, Numeral 10), quienes procuraron que, dicho conflicto, propendiera hacia una resolución vía terceros involucrados, en otras palabras, trabajaron en procura de una solución “tercerizando” la mediación y la solución del conflicto mediante un mecanismo que contempla la LOTTT que no es otro sino el Arbitraje. Para evitar enfrentamientos con Lorenzo Mendoza; el MINPPTRASS, hace tal Poncio Pilatos, se lava las manos y, deja en manos de un tercero, un privado, la solución de un conflicto que, la Ley le otorga amplias facultades para resolver. La Junta de Arbitraje como estipula la Ley, se compone de tres miembros: uno designado por el patrón, otro por las y los trabajadores y, un tercero de común acuerdo. Ahora, cuando ese acuerdo no se logra, pasados cinco días continuos, corresponde al Inspector/Inspectora del Trabajo hacer tal designación (LOTTT, artículo 493). En el caso de Helados EFE, efectivamente sucedió así, correspondió al MINPPTRASS hacer dicha designación, la cual recayó en Leonardo Rodríguez, quien preside la Junta y, para más señas es hijo de quien fuera Fiscal General de la República, Vicepresidente de la República, además de Senador y  Constituyentista, el camarada Isaías Rodríguez, cuyos estrechos vínculos con el partido de gobierno son, por demás innegables.

  Pues bien, las y los trabajadores de Helados EFE, denuncian a la Junta Arbitral, ya que: “Hubo parcialidad a favor de la tendencia patronal. No hay contratación colectiva en productos EFE”, incluso denuncian que el presidente de la Junta se extralimitó en sus funciones llegando al extremo: “El Presidente de la Junta, Leonardo Rodríguez amenazo con calificar de despido a toda la junta directiva del sindicato si no se acataban sus decisiones, violentando sus derechos”. (Prensa ÚNETE). Hecho que, como bien señalan nuestros camaradas de la Unión Nacional de Trabajadores y Trabajadoras, violenta expresos acuerdos internacionales que, como ordena nuestra Constitución Bolivariana gozan de rango constitucional, como el caso del Convenio 98, las Recomendaciones de la Comisión de Expertos del año 2012: “La Comisión recuerda que el arbitraje ordenado por las autoridades debería limitarse a los servicios esenciales en el sentido estricto del término y los casos relativos a los funcionarios que ejercen funciones de autoridad en nombre del Estado y estima que la designación de los integrantes por el inspector del trabajo no garantiza la confianza de las partes en la junta establecida. La Comisión pide al Gobierno que indique las medidas previstas para suprimir el arbitraje de oficio por las autoridades (salvo en los casos mencionados) y para garantizar una integración de la junta de arbitraje que cuente con la confianza de las partes.” Añadiendo a sus denuncias, las y los trabajadores de Helados EFE, que: “Nos preocupa que el Gobierno Nacional imponga como árbitro a una persona inescrupulosa, que así como exigió los altos honorarios completos, para iniciar su trabajo, desconoció las pruebas presentadas por los trabajadores, también presuntamente puede haber negociado con la representación patronal mayores cantidades de dinero, para violentar los derechos de los trabajadores y trabajadoras de Helados EFE, empresa propiedad del Grupo POLAR y de Lorenzo Mendoza.” De más está decir que, los honorarios que se les cancelarán, entre las partes: Trabajadores y trabajadoras de Helados EFE e industrias Polar, están por el orden de los 225 mil Bs ó 225 millones de Bs de los de antes, sumas por demás, escandalosa.

  Este conflicto, además de develar la conducta insana del MINPPTRASS a favor de los factores de poder burgués, Lorenzo Mendoza, y en detrimento de los llamados débiles jurídicos, en este caso, las y los trabajadores de Helados EFE; nos debe hacer encender las alarmas sobre esta forma de privatizar la justicia laboral, tercerizando sus servicios en manos de privados, en algunos casos, “compañeros y compañeras del partido”, quienes encuentran en el arbitraje una forma de rebusque nada despreciable, ya que las sumas por ese concepto son millonarias, por no decir escandalosas. Por otro lado, este caso, también devela el proceso de autodestrucción en que se encuentra el Ministerio del Trabajo y la Seguridad Social. Si bien, como se desprende de la aprobación de la nueva LOTTT, nuestro Comandante Infinito Hugo Chávez le otorgó casi que, plenos poderes en materia del trabajo, quienes hoy le dirigen, han venido renunciando, en la práctica, a esos poderes favoreciendo los intereses de la burguesía apátrida.

  Numerosas contradicciones se observan en este caso, mientras la LOTTT, en su artículo 11, ordena en cumplimiento del mandato constitucional que “La justicia laboral es gratuita tanto en sede judicial como sede administrativa del trabajo”, éste mecanismo del Arbitraje privatiza la justicia, viéndose obligados las y los trabajadores de la Patria a erogar sumas millonarias, haciendo enormes sacrificios, para cancelar los honorarios de quien funge de presidente de la Junta de Arbitraje. Además, este mecanismo de tercerizar la justicia laboral, es una fuente inagotable de corrupción, ya que el presidente de la Junta, incluso sus integrantes, pueden vender sus dictámenes al mejor postor, que no es otro, dada su capacidad de recursos, sino el propietario de los medios de producción: el  burgués.

   Esta política que lleva a cabo el MINPPTRASS, contradice el Estado de Justicia y de Derecho que proclama nuestra Constitución Bolivariana, muy propia de la tenebrosa época neoliberal, en que propugnaban la minimización del Estado, como bien expresara el dos veces derrotado candidato presidencial, Capriles Radonski, en tiempos que era presidente de la cámara de diputados por el partido Copei, en una entrevista que se le hiciera en 1999: "El Estado tiene que cumplir 4 roles fundamentales: Seguridad, Salud, Defensa y Educación”, recetando el credo neoliberal. La democratización del acceso a la justicia en todos sus ámbitos, ha sido uno de los grandes logros de nuestra Revolución Bolivariana, que ha quedado instituido en nuestra Constitución Bolivariana en su artículo 26: " Toda persona tiene derecho de acceso a los órganos de administración de justicia para hacer valer sus derechos e intereses, incluso los colectivos o difusos, a la tutela judicial efectiva de los mismos y a obtener con prontitud la decisión correspondiente. El Estado garantizará una justicia gratuita, accesible, imparcial, idónea, transparente, autónoma, independiente, responsable, equitativa y expedita, sin dilaciones indebidas, sin formalismos ni reposiciones inútiles”. Ese derecho constitucional, está en juego en la lucha que, actualmente, libran las y los trabajadores de Helados EFE, dejarlos solas/solos sería permitir que el acceso a la justicia laboral siga privatizándose en provecho de la burguesía.

  La huelga de hambre que hoy realizan trabajadores y trabajadoras de Helados EFE, es una lucha de resistencia no solo por el derecho constitucional a gozar de una contratación colectiva que los dignifique en sus condiciones  de existencia, sino una lucha del conjunto de la clase trabajadora por restablecer el Estado de Derecho y de Justicia que proclama nuestra Constitución Bolivariana y, en contra, del estado de indefensión y pleno dominio del capital sobre el trabajo que proclama la burguesía aliada a burocracia gubernamental, en el fondo, es una lucha de clases por el Socialismo, por el sostenimiento del legado que nos dejara nuestro Comandante Infinito Hugo Chávez…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2152 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Trabajadores Aporreando

Anticorrupción y Contraloría Social

US N /trabajadores/a172775.htmlCUS