En la reunión del MINTRASS

Documento entregado por ANTRACEM a los representantes del gobierno Nacional

Dirigentes de la UNETE hacen entrega al Vicepresidente Jaua un documento

Dirigentes de la UNETE hacen entrega al Vicepresidente Jaua un documento

Credito: Prensa UNETE

Caracas, 7 de Septiembre de 2012

Ciudadano:

Hugo Rafael Chávez Frías

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

Atención:

Ciudadanos Elías Jaua Milano Vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela,  

Ricardo Menéndez Ministro de Industria,

María Cristina Iglesias Ministra del Trabajo,

Raúl Pacheco Vice-Ministro de Industria y Presidente de la Corporación Socialista del Cemento,

Elio Colmenares Vice-Ministro del Trabajo, 

Natacha Castillo Presidenta de Venezolana de Cemento,

Ernesto Perdomo Presidente de FNC

Pedro Rogelio González Presidente de INVECEM.

PLAN DE IMPULSO Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA  DEL CEMENTO CON PARTICIPACIÓN PROTAGÓNICA DE Y LAS  LOS TRABAJADORES Y LAS COMUNIDADES ORGANIZADAS.

Propuestas de los trabajadores del cemento para asegurar la transición hacia un nuevo modelo de gestión de la empresa, fortaleciendo su carácter de propiedad social, sostenida en la participación protagónica y organizada de los trabajadores y trabajadoras, así como en la vinculación de estos con el poder popular y las comunidades organizadas, siempre con la participación activa y organizada de los trabajadores, bajo la planificación del estado socialista.   

Objetivos:

Consolidar a esta empresa estatal como medio de producción estratégico, destinado a la satisfacción de las necesidades y derechos del pueblo, para lograr la mayor suma de felicidad posible y, por lo tanto, estableciendo mecanismos de distribución transparente para lograr el desarrollo endógeno y la construcción del socialismo. 

Los objetivos planteados deben alcanzarse mediante:

1- La Dignificación en las condiciones laborales y de vida de los trabajadores y de sus familias, estableciendo un esquema de remuneraciones, compensaciones y beneficios, reconociendo la naturaleza económica y monetaria de los mismos, pero que avance también en su contenido social. Esta dignificación laboral pasa por los cinco aspectos de bienestar social planteados por ANTRACEM ante las diferentes autoridades competentes, mientras se discute la contratación colectiva que debiera unificar los beneficios de todo el sector.

2- La Humanización de las condiciones de salud y seguridad laboral, a través de un esquema de gestión compartido entre la empresa socialista y los delegados de Prevención, colocando la vida, la salud y la Seguridad como centro de los planes de inversión; para lo cual proponemos que se instalen Comités de Seguridad y Salud Laboral, en todos los centros de trabajo con los Delegados y Delegadas de Prevención aunque estén vencidos mientras se eligen a los nuevos, para garantizar la vigilancia y control sobre las condiciones y medio ambiente de trabajo, minimizar los incidentes y juntos atacar el grave problema de los accidentes, siendo que estos últimos han ido en aumento.

Del mismo modo proponemos que se haga un levantamiento de las fallas de los equipos y las condiciones de las diferentes áreas con propuestas de posibles soluciones, y en los casos donde no se puedan corregir con recursos propios, realizar evaluación de los costos, para lo cual se deberá crear un equipo multidisciplinario donde converjan personal de ingenieros, técnicos, trabajadores de vieja data en la industria y los delegados y delegadas de prevención junto a profesionales del área y personal del INPSASEL.

3- La participación organizada y consecuente de los trabajadores y trabajadoras conjuntamente con su Organización Sindical, como instancia política de participación y dirección de la clase obrera, como sujetos sociales activos en el proceso de transición al socialismo, para profundizar junto a los representantes del gobierno Revolucionario, la planificación de la producción, distribución e intercambio socialista y dirigido a la satisfacción de las necesidades del pueblo y a la independencia Nacional. Se trata de establecer un modelo de gestión en las empresas cementeras, basado en la democracia directa y revolucionaria, asegurando que la participación en la toma de decisiones sea la expresión del nivel de conciencia para implantar una administración socialista, que se sostenga en la necesidad de afirmación de la soberanía y del control de las operaciones mediante la aplicación de los siguientes planes:    

· .Plan de inversión para garantizar la Operaciones y ampliar las mismas, conservando e incrementando la capacidad de los medios de producción estratégicos de cara a la satisfacción de las necesidades del pueblo con la participación de los trabajadores.

· .Plan de Justicia laboral y Dignificación del trabajo para garantizar el cumplimiento de la deuda social que implica el incumplimiento de las contrataciones colectivas, superar la precarización y la tercerización, humanizar las condiciones de trabajo.

· .Plan de Distribución Socialista de la Producción, vinculando lo producido al cumplimiento de los proyectos de infraestructura, a los proyectos de vivienda, a los proyectos administrados y en ejecución de los consejos comunales. En fin, atendiendo a la construcción de grandes obras sociales nacionales, estadales, municipales y locales y atendiendo también las demandas de las comunidades y sus organizaciones, dirigidos bajo la planificación del estado socialista, así como al fortalecimiento de una red de distribución alternativa dirigida a los trabajadores y a los sectores populares.

· .Plan para la producción Socialista, basada en la participación de los trabajadores por área, por turno, y por departamento en la planificación, ejecución y control de las metas de producción, las nuevas relaciones sociales de producción y la gestión del proceso de trabajo.

Lo anterior expuesto es hecha en el marco de una discusión nacional entre los sindicatos del cemento del país, que agrupan los estados Anzoátegui, Monagas, Nueva Esparta, Guayana, Capital, Miranda, Vargas, Aragua, Lara, Carabobo y Zulia de las empresas, Venezolana de Cementos, INVECEM y FNC, todo agrupados en la Alianza Nacional de Trabajadores del Cemento - ANTRACEM de la República Bolivariana de Venezuela.

Sin otro particular nos despedimos a su entera disposición.

En La Ciudad de Caracas a los Siete días del mes de Septiembre del Dos Mil Doce.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4601 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /trabajadores/n213935.htmlCUS