Chávez y Venezuela en Cuba

La derecha dice que cuando Chávez va a Cuba a tratarse su (desgraciada) enfermedad, deja de ser Presidente de Venezuela. Están locos de peíto.

Cuando Lusinchi y CAP firmaron en New York y Washington –en inglés- la “carta de intención” de refinanciamiento de la deuda externa, con cláusulas verdaderamente colonialistas que vulneraban nuestra soberanía nacional y condenaban a la miseria extrema a nuestro pueblo, eran presidentes de Venezuela, lamentablemente.

Pero, conversemos un poco de esa Cuba a la que va Chávez, y de su ancestral relación con nuestra patria chica Venezuela.

Los originarios habitantes de Cuba, Quisquella y Haití, Borinquen y otras islas menores del Mar de las Antillas, salieron de las costas del Lago de Maracaibo y Golfo de Venezuela tres mil años antes de la llegada de los invasores europeos, cuando las guerras Caribe-Arahuacas empujaron a miles a buscar refugio más allá de la ensangrentada orilla.

Vestigios culturales y sanguíneos demuestran esta versión histórica. Toponímicos como Toa nos permite establecer los pares comunes. En Cuba existen los “Mogotes de Toa” y en Puerto Rico la cuenca del rio Toa, como en nuestro Lago está la bella isla de Toa.

Une a estos disímiles lugares estar formados por abundante piedra caliza, de allí que ese es el significado de la añeja palabra Toa, piedra caliza.

No es casual que seamos mayoritariamente sangre tipo O-RH+. La sangre que regaron Atuhey y Nigale resistiendo al mismo enemigo agresor.

Vuelven Venezuela y Cuba a juntarse en el sueño bolivariano. El Libertador intentó en tres ocasiones liberar a Cuba y a Puerto Rico, pero los intrigantes tipo Santander se lo impidieron.
Tuvo la vida de nuestros pueblos hermanos la ocasión de fundirse cuando un Marco Maceo de El Paso de Acurigua, Coro, se fundió con la Mariana Grajales que le parió a la patria cubana al Titán de Bronce Antonio Maceo y sus hermanos libertadores.

Sin embargo es en Martí donde se amalgama de manera plena la cubano-venezolanidad, cuando el Apóstol se asume como el más integral bolivariano con la sapiencia y humildad que lo caracteriza.

El siglo XX fue testigo de los lazos indestructibles que nos unen. En Cuba fueron a parar en sus andanzas revolucionarias, los venezolanos más brillantes que opusieron a las dictaduras impuestas por las transnacionales petroleras. Gustavo y Eduardo Machado, Salvador de la Plaza, Carlos Aponte, entre otros.

Mucho pueblo venezolano metió monedas en latas improvisadas para apoyar los barbudos de la Sierra Maestra. Venezuela fue el primer país visitado por Fidel tras el triunfo de la Revolución.
Y si algo faltaba para redondear la unidad indisoluble de la unidad política Cuba-Venezuela, ya Chávez y Fidel se encargaron de inventar una amistad a lo Marx y Engels, como hacía tiempo no veía la humanidad.

[email protected]

Constituyente de 1999

Con Chávez en ristre y venciendo, por la gloria vivida y las victorias por venir.
El Socialismo es Vida.

"... los Estados Unidos que parecen destinados por la providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad..."
Simón Bolívar, El Libertador. Guayaquil 5 de agosto de 1829.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 901 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a155755.htmlCUS