Pildoritas 18 (año VI)

Mandamientos para un mejor vivir

Si yo tuviese el poder de decidir en este o en cualquier país tomaría algunas medidas para deslastrar a la población de cuestiones que la mantienen en una disfunción social que daña su desarrollo y le merma fortaleza. lo cual sucede en múltiples ámbitos.

Esto es lo que haría:

1.-Se sabe que el cigarrillo produce cáncer y lo que han hecho los gobiernos es obligar a los archimillonarios que los producen a que coloquen en los empaques una nota que alerte a los consumidores sobre el daño que se auto infligen cuando los usan, yo prohibiría la producción y consumo y convertiría las fábricas de ese veneno en productoras de alimentos o medicamentos.

2.-Se repite siempre, los médicos le prohíben a sus pacientes consumir los productos que contengan colorantes pues está comprobado que son cancerígenos, se sabe que la famosa Coca-Cola produce daños irreversibles en el organismo, cuestión que se ha comprobado incluso en laboratorios de afamadas universidades, con la prueba de dientes humanos en un recipiente con el líquido maligno y a las 48 horas los dientes se han vuelto gelatina, lo que nos lleva a pensar, si eso le sucede a dientes humanos, resistentes como son, ¿qué podrá sucederle a las vísceras humanas?. No olvidemos que además el famoso refresco se ha popularizado para desprender las calcomanías de infracción de tránsito que los policías colocan en el vidrio delantero de los vehículos por mal estacionamiento en la vía pública e incluso para desmanchar pocetas.

Yo haría lo mismo que con los cigarrillos y así los grandes espacios que esta especie de delincuentes con licencia utilizan, podrían servir para algo útil y no como hasta ahora para envenenar a gran parte de la población.

3.- Establecería el uso de armas de cualquier tipo, exclusivamente para los cuerpos militares y policiales y a quien portara un arma sin pertenecer a esos cuerpos, se le penaría igual o más que se hace con los comerciantes de la droga, sin beneficios y con todo el peso de la Ley.

4.- La deportación de todo extranjero que se consiga en territorio nacional indocumentado, a sabiendas de que desde hace varios años se nos está llenando el país de paramilitares, que mantienen los índices de criminalidad altos y que además le sirven a los enemigos de la revolución como motivo para tener siempre argumentos en contra de la gestión de gobierno.

5.-Ordenaria a todos los alcaldes del país no permitir que exista en su jurisdicción ni un solo hueco en la vías, so pena de pagar una multa de su sueldo por cada hueco que se pueda contabilizar en su área de influencia.

Igual con la basura, los botes de agua, bombillos del alumbrado público quemados etc. y ni un solo niño o indigente en la calle.

6.- En jurisdicción de ningún municipio podría haber un rancho cerca de quebradas, ríos o lugares de riesgo inminente.

7.-Diseñaria un taller para la EFICIENCIA, ya lo tengo por cierto, con todos los ponentes preparados para cuando se les llame, está en manos de mi gobernador esperando fije fecha y sitio y nada, el cual debería ser obligatorio para todos los servidores públicos en ejercicio en la jurisdicción del Estado, y para todo aquel que ingresara.

8.- Colocaría en cada comercio un miliciano rotativo para que no se corrompa, a fin de que controle y garantice que se respete la Ley de precios justos que como bien sabemos, viene siendo violada flagrantemente por los inescrupulosos, pero además colocaría una especie de caja fuerte con ranura para que los consumidores introduzcan sus denuncias sobre el establecimiento, caja de la cual tendría llave solamente una persona autorizada quien la abriría para entregarlas al organismo correspondiente.

9.- Obligaría a los bancos a colocar cámaras externas protegidas, para que registren cualquier irregularidad que se le pueda escapar a las cámaras internas, que pueden incluso ser destruidas por los atracadores.

10.-No dejaría por más de una semana a funcionarios policiales, en la ciudad y menos en las aduanas o alcabalas, destacados en el mismo sitio porque serían presa fácil para lo corruptores quienes para poder cometer sus fechorías, sobornan como sucede en la frontera, algo que por cierto es vox populi y ya se ha hecho costumbre para el contrabando de combustibles, alimentos, droga y trata de blancas.-

11.- Llenaría de cámaras los hospitales públicos, a ver si por fin se agarran los ladrones de medicamentos, insumos médicos, equipos e instrumental, algo que también se ha hecho costumbre desde décadas, eso si con un centro de monitoreo, cuyos operadores sean rotados porque también se corrompen.-

12.-Exigiría a los jefes de oficina, pisar calles en mayor porcentaje del que permanecen en sus oficinas, a fin de detectar cualquier irregularidad que ataña a sus funciones y atribuciones para darle solución en tiempo perentorio.-

En fin son cuestiones sentidas por la gente, para resolverlas se necesita voluntad política y como dice Diosdado, ser por lo menos cinco minutos cada día como Chávez.

Lamentablemente muchísimos funcionarios públicos, olvidan que son servidores y cuando llegan a un cargo, se transforman de tal manera que cambian hasta de personalidad, ni siquiera contestan su celular, a poco tiempo cambian su vehículo por uno nuevo de paquete y asumen un comportamiento que en lugar de contribuir con la revolución lo que hacen es obstruir y servir de contención para que el proceso crezca. So “revolucionarios” de pacotilla, sin solidez principista e ideológica, a veces ocupando cargos por amiguismo o nepotismo y por lo tanto sin un compromiso con el organismo y menos con el pueblo.

Lo anterior son cuestiones que están en la boca de la mayoría, que han sido comentadas en los medios, que han sido hasta promesas de campaña pero que siguen enquistadas en la sociedad y siguen allí, porque priva el mercantilismo por lo que tendrán que ser materia del socialismo que estamos construyendo en paz, lo cual hace más difícil establecer los correctivos y las soluciones.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 672 veces.