El chavismo no ha desaparecido: “Evolución de la Revolución”

El Presidente electo Nicolás Maduro, junto con sus asesores ha denominado esta nueva “etapa” (palabra nuestra), como un “Nuevo Ciclo” y lo catalogan como la “Revolución en la Revolución”. Posiblemente esta definición la expuso el Presidente Chávez en algún momento. Como sabemos, existieron varios ciclos de reformas en la revolución bolivariana rumbo al Socialismo SXXI, inicialmente llamados los “Cinco Motores de la Revolución”. Luego aparecieron las 3R, para luego llegar a las 3R2.

Ya casi nadie se acuerda de esos siete ciclos de impulsos y cambios que trataron de rectificar el rumbo y profundizar la Revolución Bolivariana. Quizás en ese mismo marco de reformas hoy denominan este nuevo ciclo como “Revolución en la Revolución”. Creemos, que, una transformación de una “Revolución”, solo puede ser dada y exitosamente alcanzada con una “Evolución” de dicha “Revolución”. Nos basamos en una premisa muy sencilla. Una Revolución no puede ser transformada por otra Revolución de casi iguales características. Como sabemos los “Ciclos Revolucionarios” tienen sus espacios y tiempos definidos. En ese lapso, pueden sufrir transformaciones, que no son revoluciones a lo interno, sino, que más bien, pertenecen al desgaste de la misma. Una revolución que se desgasta por diversos motivos político-socio-económico, tiende a pasar del estado revolucionario a un estado reformista y, hasta aquí llega su ciclo y vigencia, en pocas palabras; desaparece.

Es así, que el término, mejor empleado para convertir una revolución que puede estar sufriendo desgaste, de forma natural, por el implacable espacio-tiempo, en un nuevo proceso de cambios sin contaminación, es el término “Evolución”. Por eso denominaremos esta nueva etapa (no ciclo), como la “Evolución de la Revolución Bolivariana”, hacia el Socialismo de Nuevo Siglo.

Para nosotros, el “Chavismo” no es más que una “Evolución” del concepto revolucionario bolivariano. Es decir, el “Bolivarianismo” en Venezuela evoluciono hacia el “Chavismo”. Aquí no existe ninguna contradicción posible. De eso se trata, de llevar el concepto, la forma y el fondo de la revolución bolivariana a un estado mejor y, esto se logra “evolucionando”. De no ser así, podríamos caer en el reformismo que es la contra forma de cualquier revolución de tipo social, político -económica.

Quizás no es fácil en las primeras de cambio hablar de “Evolución”, sobre todo a nivel político. Pero debemos recordar, que las primeras formas o modelos políticos de la humanidad, sufrieron transformaciones de tipo revolucionario, pero al transcurrir el espacio-tiempo, debieron evolucionar en mejores sistemas políticos que los obtenidos por meras revoluciones. Sucedió en todas las revoluciones en todos los siglos, quienes no evolucionaron desaparecieron, o tienen muchas fallas de origen y las hacen vulnerables a otros tipos de cambios no favorables a la población. Es decir, pueden revertir los modelos y volver a sus orígenes, y eso no es nada bueno.

Las revoluciones que no evolucionan pueden retornar a los sistemas anteriores, inclusive a sistemas nefastos, como muy bien pudo pasar con la Revolución Bolivariana el 14-A. Que por poco pasamos de la V república a la IV república. Aquí no estamos hablando de una VI república, simplemente hablamos de la evolución de la revolución, es decir de un cambio radical profundo de políticas económicas, sociales, de salud, laborales, seguridad, ambiente etc.

El termino “Revolución en la Revolución”, no ejemplifica los cambios que deben darse en tres años (corto plazo), para que esta sea viable en el periodo comprendido de 2013-2025.

Aquí no estamos diciendo, que por un nombre inapropiado, puede que el rumbo del proceso de cambio de estructura iniciado por el presidente Hugo Chávez vaya a ser un fracaso. Sino que en política la “Forma” y el “Fondo” deben estar compaginados como un ser indisoluble e impermeable.

La concepción o la génesis de una nueva etapa del Proceso de Cambios del viejo andamiaje capitalista venezolano, debe tener una nueva plataforma. Es decir, que, la etapa empezada en 1998 con el triunfo del presidente Chávez, hasta el 14-A de 2013, debe realizar un “Salto Cualitativo” y, este solo se logra con la Evolución de políticas en otras nuevas. Así no hablaremos más de reformas, ni de motores, ni tampoco de reimpulso. Esto debido a que la Evolución, logra la transformación de la ineficiencia burocrática en eficiencia de verdaderos cambios.

Ojala y la nueva etapa del Proceso Revolucionario Bolivariano (2013-2025), evolucione hacia un Proceso Socialista de largo alcance en el espacio-tiempo. Que así sea

Es ahora o Nunca… Venceremos¡¡

[email protected]

venezuelaeconomicaypolitica.wordpress.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1505 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a164320.htmlCUS