El cadenazo contra el fascismo

La cadena nacional del martes al mediodía sobre la violencia fascista fue un terremoto en los terrenos de la oposición, un misil comunicacional, un golpe preciso. Puso lo que se llama al rival contra las cuerdas. La derecha no podía callar, por aquello de que quien calla, otorga. Pero al reaccionar airada, promocionó el micro de la cadena, proyectándolo públicamente. Quien no vio la cadena seguramente buscó con afán en Internet para acceder a la noticia del día (ya está colgada en Youtube). Por otro lado, el mismo martes el MINCI publicó avisos de dobles medias páginas en la misma tónica de la cadena. Así es que se gobierna.

Las reacciones se multiplicaron y en Twitter se expresaron tanto voceros directos de la derecha como algunos cómplices. Capriles trinó, varios faranduleros derechistas se pronunciaron, la ONG Provea, que alguna vez tuvo cierta dignidad y ya la ha perdido del todo, también terció. En este último caso, la desfachatez sorprende, pues esta organización aliada al fascismo tuvo el tupé de tuitear: Por qué el gobierno no usa una cadena nacional para llamar a la convivencia y la paz en lugar de atacar a una ONG, siendo que estos descarados han guardado absoluto silencio en torno a la violencia opositora y a las víctimas que causó. Son sinvergüenzas sin remedio, mantenidos de la oligarquía.

Una de las reacciones que más llaman la atención fue la de Globovisión, principal cómplice mediático de la violencia, quien sangró por la herida y hasta emitió un comunicado, verdadera joya del cinismo, donde entre otras dicen cosas como las siguientes:

La cadena presentó sonidos e imágenes de violencia real que conforme a la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos, son elementos de violencia tipo E y su difusión está absolutamente prohibida en el Horario Todo Usuario. Es un argumento realmente descarado, blandido por un canal especializado en el terrorismo mediático permanente. También: La difusión parcial de algunos sonidos e imágenes, fuera de su contexto original y tal como fueron presentados por la cadena, fomenta alteraciones del orden público, a pesar de que hoy día prevalece la paz y la tranquilidad en todo el país. Esta manipulación interesada tiene el velado propósito de predeterminar responsabilidades penales, sin esperar los resultados de los procesos que corresponden al Ministerio Público y al Poder Judicial. Igualmente incita al odio contra un sector de la población y promueve -aún más- la intolerancia por razones políticas. Por supuesto, la derecha no quiere que se sepa la verdad, que quede al desnudo su hipocresía y su falsedad, que se conozca la cara oculta del fascismo, promueve que haya impunidad. Luego de respaldar los argumentos impugnadores de la derecha, el comunicado afirma que Frente al cuestionamiento del resultado, los actores políticos y sociales, pero en especial el gobierno, tenemos la obligación de comportarnos con responsabilidad y contribuir a reducir el clima de polarización que evidenció el resultado electoral. Esto lo dicen estos irresponsables que atizan el fuego de la violencia en sus pantallas, y que repiten sin fin los llamados de Capriles y su combo a desconocer los resultados electorales y las instituciones, que promueven la delincuencia política, la intolerancia y la confrontación entre venezolanos. Finalmente: Globovisión convoca al ejercicio del Diálogo.

Gobierno y oposición han llamado verbalmente a la paz. El Gobierno debe asumir con seriedad y sinceridad su llamado. Si no, se agravará el clima de confrontación social y seguirá comprometida la gobernabilidad. Ahora más que antes, el Diálogo y la Política deben prevalecer ¿Qué es esto, un chiste? ¡Sin comentarios! Por supuesto, no tenemos nada que dialogar con Capriles, ni con el fascismo, ni con Globovisión ¡Que se vayan al demonio!

La respuesta del presidente Maduro a este cinismo ha sido inmediata y sin dobleces: Todos los días vamos a sacar la Verdad del Fascismo el fascismo es la contrarrevolución capitalista que desde la derecha impuso dictaduras del capital financiero y aquí lo estamos derrotando. Ignoramos si la cadena fue repetida, pero habría que ponerla de nuevo en pantalla, si es posible en horario estelar.

Sin duda, la cadena apunta a un target preciso. No a los incondicionales de la derecha. Estos han asumido a plenitud el fascismo, creen cualquier cosa que esa corriente les diga. No a los convencidos de la Revolución, que conocen la verdad y no necesitan que se les aclare. Por eso es poco útil dejar esa información en las pantallas chavistas del SiBCI. El verdadero destinatario de ese mensaje es el confundido, el que votó ayer por Chávez y hoy votó por Capriles. Los que, de conciencia débil, se dejaron manipular por los cantos de sirena del fascismo. Para ellos debe quedar claro su error. Descontentos, tal vez, críticos, seguramente. Pues bien, ese descontento, esa crítica deben ser expresados, pero manteniéndose en el campo de la Revolución. El fascismo ha demostrado en estos días que es el camino al abismo, a la represión, al final de los logros sociales de la Revolución, al odio, a la intolerancia. De nuestro lado está el amor, aunque cometamos muchos errores que no están siendo negados. Esos descontentos que por inconsciencia traicionaron la memoria de Chávez deben ser recuperados por la Revolución, ayudándolos a comprender, a crecer en su conciencia política. Necesitan no nuestra condena, sino nuestra ayuda. La cadena del martes es una excelente herramienta en ese sentido.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1915 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /actualidad/a164434.htmlCUS