Consideraciones sobre el Cuarto Objetivo Histórico del Programa de la Patria 2013-2019

¡Aquí voy con tu Morral Hugo!

"... Esta tierra ha parido gigantes y gigantas en estos siglos,

 que viven en nosotros hoy y que no están, en verdad, a nuestra espalda, no,

están más bien delante de nosotros, retándonos en el tremendo desafío que se nos abre,

 en el tremendo desafío que nos presenta la historia de hoy

 y la que estamos construyendo hoy para mañana y para pasado mañana.

Bolívar fue uno de esos gigantes que sufrió el accionar de los

enanos de largas trenzas que se adueñaron de nuestros países y los picaron en pedazos”

Discurso en la Instalación de la CELAC por el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías.

Teatro Teresa Carreño. Caracas, 02 de diciembre de 2011

Después de aquellas emotivas palabras de Adán Chávez, el 15/03/2013, en el Cuartel de la Montaña, tomamos como nueva consigna: ¡Aquí voy con tu morral Hugo! Grito que a muchos nos eriza la piel, nos recuerda el desafío histórico que tenemos por delante, es como un fuerte llamado a preguntarnos diariamente: ¿Cuántos sueños y batallas, aún por librar, contiene ese morral?

Muchos de esos sueños fueron liberados por el propio Chávez y hoy los vemos danzando entre las manos del pueblo, manos que los sostienen, les dan cobijo, permiten que sigan creciendo. Esas manos que siguen construyendo, reinventando, abriéndose a nuevos retos, cerrando el puño, si es necesario, para golpear a quien intente otra vez arrebatárselos. Pero llega un momento, en el que otra vez recordamos: ¿Qué hubiese hecho el Comandante? y comienzan los largos debates, unos: “habría hecho esto…” otros: “mentira, habría hecho aquello…”.

Lo que nos cuesta entender, es que parte de la tarea ya nos la hizo el propio Comandante, y aún más, con la hermosa misión de legarnos los cinco grandes Objetivos Históricos en el Programa de la Patria 2013-2019, todos con una relevancia particular, donde ninguno se antepone a las prioridades del otro, por el contrario, la vinculación entre los mismos, es necesaria para alcanzar la mayor Gesta Libertaria de Nuestro Comandante.

Segura estoy, que todo el empeño del Presidente Chávez en este proyecto, aún con todo el sufrimiento que le aquejaba por la situación de salud, refleja parte de esos sueños que aún están por emprenderse, y si existiese un instrumento para valorar la lealtad que tenemos con el pensamiento de este “Inigualable Gigante”, creo que sería el de sincerar: ¿Cuánto nos acercamos, en nuestro accionar diario, para cumplir con los desafíos que nos impone este programa histórico?

Es por ello, que la invitación que hago, para los que nos consideramos herederos de los sueños y las luchas de Nuestro Comandante, es revisar si cada una de nuestras iniciativas diarias, tributan para alcanzar estos objetivos históricos. Particularmente, hoy pretendo enfocarme en el Cuarto Objetivo, el cual plantea:

“Contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional en la cual tome cuerpo un mundo multicéntrico y pluripolar que permita lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria”.

No sólo el Comandante nos acerca a pre visualizar los resultados de este objetivo, sino que a su vez, nos orienta sobre las consideraciones a tener en cuenta, plantea en cuatro Objetivos Nacionales, los alcances que debiera tener esta hazaña, y brevemente, también advierte lo que ello implica:

  1. Continuar desempeñando un papel protagónico en la construcción de la Unión Latinoamericana y Caribeña.
  2. Afianzar la Identidad Nacional y Nuestroamericana.
  3. Continuar impulsando el desarrollo de un Mundo multicéntrico y pluripolar sin dominación imperial y con respeto a la autodeterminación de los pueblos.
  4. Desmontar el sistema neocolonial de dominación imperial.

Lo anterior, plantea un complejo reto, reto que nos ha legado nuestro Comandante, menos mal, que este visionario de estos tiempos, como buen padre-madre, pensó en el futuro de sus hijos, trabajó y adelantó muchas luchas para facilitarnos la concreción de esta importante tarea.

¿Cómo no agradecer las semillas sembradas por Chávez, traducidas hoy en día, en instancias que permiten la integración Latinoamericana y Caribeña? Instancias, que levantan la bandera de nuestro comandante y se disponen, cueste lo que cueste, a hacer realidad su pensamiento emancipador.

Es entonces, cuando vemos esas semillas hoy florecidas, pero con muchos capullos aún por brotar, como lo es: ALBA, CELAC, UNASUR, PETROCARIBE, todas, bajo los principios de integración regional, solidaridad de los pueblos y la reducción de las asimetrías económicas, políticas y sociales, entre los países miembros. Cada una, de acuerdo a su naturaleza, contribuyendo al desarrollo de un Mundo multicéntrico y pluripolar, sin dominación imperial y con  el respeto a la autodeterminación de los pueblos.

Vaya! Cualquiera que escuche esto sin verlo, podría decir, que sólo se desprende de una utopía, casi romántica y  ¡No!, esto es una realidad, es una realidad que tenemos gracias a la lucha de nuestro Comandante Chávez y de la voluntad de las y los presidentes hermanos. Cada una de estas instancias, nos coloca, ante un cúmulo de nuevos desafíos, entre los cuales está, el de preservar lo ya alcanzado, defenderlo y seguir construyendo nuevos caminos y alternativas para hacer realidad ese sueño de justicia y vida, que nuestro Comandante llama: “Equilibrio del universo y la paz planetaria”.

Venezuela hoy más que nunca, debe enarbolar esas banderas libertarias, para ello, es ineludible, entre otros aspectos, procurar que cada una de las iniciativas, locales, municipales, nacionales y regionales, estén revestidas de ese pensamiento emancipador, que tributen a la consolidación de los 5 Objetivos Históricos, continuar profundizando en investigaciones que aporten conocimientos para la concreción del Plan de la Patria, incluirlo como plan de estudio en todos los niveles de nuestra educación y además facilitarle herramientas necesarias a las nuevas generaciones para que planteen propuestas aún más liberadoras, más integradoras, más socialistas.

Esas generaciones, que mañana tendrán la tarea de defender aquello por lo que hoy luchamos, así como hoy defendemos, aquello por lo que luchó Chávez y otros antepasados. El debate, no puede girar en torno a pequeñas individualidades, ó ¿será que no estamos conscientes del momento histórico? Existe una gran cantidad de tareas pendientes en lo energético, económico, tecnológico, cultural, político, social, entre otros aspectos, que requieren del aporte de todas y todos, desde nuestras experiencias, conocimientos, desde las potencialidades de cada institución, comunidad, escuela, barrio. 

Somos nosotras y nosotros, los convocados a cumplir esas tareas, a prepararnos cada día, para estar a la altura de estas complejas circunstancias, a trabajar más en ese ¿cómo lo hacemos? Que tanto hace falta y evitar ese “Se debería hacer, pero yo no lo hago” que tanto abunda. Mientras Chávez criticaba el modelo capitalista y neoliberal del imperio, por otro lado, fue aportando alternativas, iniciativas, para contrarrestar los abusos de dicho sistema, entonces, hagamos lo propio, critiquemos, pero en la misma proporción, ¡construyamos!

Me duele profundamente la partida del Comandante, pero me duele aún mucho más que se pierda su legado…

Comandante…

Aquí voy con tu morral…

Cuando sea necesario…

Lo alimentaré de nuevos sueños…

Sueños que llamen la vida..

Sueños que sean honestos..

Sueños de lucha y victorias..

Sueños…

Tus sueños con sabor a Pueblo…

 

Indira Villafaña

[email protected]

@villao_1

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1922 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Indira Villafaña


Visite el perfil de Indira Villafaña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a164780.htmlCUS