Hay "avances concretos" en el tema de política agraria, afirman

Concluyen con éxito FARC y Bogotá otra fase del diálogo

Integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia durante una rueda de prensa en la que informaron su postura y que reanudarán las pláticas con el gobierno en enero próximo

Integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia durante una rueda de prensa en la que informaron su postura y que reanudarán las pláticas con el gobierno en enero próximo

Credito: Xinhua

El debate no consiste en que la guerrilla pase a la legalidad: líder rebelde

La Habana, 21 de diciembre. El gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) concluyeron hoy un mes de diálogo en un ambiente de respeto y espíritu constructivo y anunciaron un receso navideño y la reapertura de la mesa de paz en enero.

En un comunicado conjunto, las partes celebran el éxito de la discusión plural, organizada y tolerante sobre política agraria, que se realizó esta semana en Bogotá.

Además de la declaración común, las delegaciones hablaron en forma sucesiva con la prensa, para ratificar sus discrepancias de fondo, pero al mismo tiempo sus expectativas en un acuerdo.

Después de 21 sesiones y más de 100 horas de trabajo, hubo avances concretos, todo dentro de lo previsto, dijo el jefe del grupo gubernamental, el ex vicepresidente Humberto de la Calle. Recibiremos el Año Nuevo con renovada decisión de trabajo para no dejar perder esta oportunidad, con cautela, pero también con esperanza.

Rodrigo Granda (Ricardo Téllez), de la guerrilla, explicó que hubo un gran esfuerzo por ir avanzando en el primer punto de la agenda (política agraria), pero estamos nada más en el momento de precalentamiento. Agregó que en enero seguirá la discusión del tema con equilibrio, con paciencia, sin pausa, aunque sin límite fijo de tiempo.

La mesa recibió las conclusiones de nueve foros sobre la agenda del diálogo impulsados por el Congreso de Colombia. Son cientos de iniciativas agrupadas en 10 volúmenes, informó De la Calle, mientras que la página web llevaba hasta hoy 2 mil 993 propuestas sobre el temario.

Los resultados del foro de esta semana llegarán a la mesa el 8 de enero y el diálogo se reanudará en La Habana el 14 de enero.

Luciano Marín Arango (Iván Márquez), jefe de la delegación de las FARC, aseguró que la guerrilla ha cumplido de manera rigurosa el cese al fuego unilateral para acciones ofensivas, que declaró el mes pasado. Ha mermado de manera considerable la confrontación.

Indicó que los rebeldes insistirán en que el gobierno acepte un cese el fuego bilateral, para estimular un ambiente propicio para el diálogo y aminorar el impacto en la población civil.

Pero si Santos mantiene su actual rechazo, las FARC buscarán un acuerdo de regularización de la guerra, para normar asuntos como la recuperación de los caídos o la liberación de prisioneros, agregó Márquez.

Ante una pregunta, el jefe guerrillero evitó precisar si las FARC ratificarán el cese el fuego cuando venza, el 20 de enero, o reanudarán sus acciones.

Márquez anunció, además, que este viernes su delegación esperaba una respuesta de la Cruz Roja a dos peticiones de la guerrilla: la repatriación de los restos de sus efectivos muertos en el ataque colombiano a Sucumbíos, Ecuador, el 1º de marzo de 2008 y el estatuto de especial para el acuerdo sobre el diálogo.

La primera demanda responde a un derecho de las familias y de la organización, para dar a los caídos cristiana sepultura en Colombia, señaló.

La segunda, dijo Márquez, daría al acuerdo fuerza legal de rango constitucional, lo cual obligaría al gobierno a seguir en la mesa hasta llegar a un acuerdo de paz.

Con la vista puesta en la polémica nacional, De la Calle refrendó la línea oficial de que el diálogo busca que las FARC dejen las armas y hagan política legal con garantías, sin que se negocie el modelo de desarrollo de Colombia ni el sistema democrático de gobierno.

Dos horas más tarde, Márquez rechazó que la esencia del debate sea el paso de la guerrilla a la legalidad. Se requieren cambios en el modelo de sociedad y del antidemocrático sistema político, subrayó.

De la Calle no contestó preguntas. Consultado sobre el antagonismo, Márquez, lo consideró lógico, pero estimó que en el diálogo seguramente vamos a encontrar algunos espacios de encuentro con el gobierno.

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2771 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n220409.htmlCUS