Misión Sucre, aniversario invisible

El pasado 3 de noviembre se cumplieron 9 años del lanzamiento del plan extraordinario de la Misión Sucre, pero, nadie dijo nada, lo que debió ser una fiesta del pueblo, paso desapercibido, apenas una consigna "semana aniversario", pero, a decir verdad, ni un acto, ni un mensaje a García, silencio total. Parece que la hija del Mariscal Sucre, esta en la cúspide de la Montaña de Berruecos.

Vale la pena recordar que la Misión Sucre fue una respuesta al grave problema de exclusión que atravesaba el sistema universitario venezolano en el año 2003. Surge como respuesta, proclama y grito de de los hijos (a) del pueblo para poder continuar sus estudios universitarios. Es una idea del comandante Hugo Chávez Frías para erradicar este mal. Nuestro reconocimiento, admiración e hidalguía, al Presidente Chávez, pues, sin hacer caso omiso a sus asesores (as) académicos de aquel entonces, lanzo el Proyecto de la Misión Sucre en todo el territorio nacional, en pro de concretar un derecho irrenunciable de todos (as): la educación del pueblo sin distingo de clase, raza, credo y religión.

En la actualidad, vale la pena recordar aquel momento extraordinario de inicio, donde largas colas de estudiantes aspirantes al ingreso a la Misión Sucre acordonaron las Plazas Bolívar (28 de septiembre de 2003), éstas se constituyeron en los primeros Controles de estudios de esta nueva manera de hacer universidad. Luego la ocupación de las aulas de clase en las Escuelas, Liceos, Centros culturales, Solares de casas y Canchas deportivas, como ambientes de aprendizaje y así poder dictar el Programa de Iniciación Universitaria (PIU). A manera de resaltar, la mayoría de las personas que ingresaron se les había olvidado hasta agarrar el lápiz, poner una coma, un punto; miedo escénico, expresión de dudas, hacer preguntas, alarde al cuento, cantar, locución genuina, en sí, lo inédito estaba pasando a cada rato y eso hacia de nosotros un potencial docente, una experiencia extraordinaria.

En el Estado Sucre, específicamente en Güiria se dio la primera clase universitaria de tan importante Misión. Por lo general, se atendió una población aproximada de 500 mil estudiantes, con edades comprendidas entre 30 a 55 años, con características particulares como medición del tiempo sin estudiar, leer, escribir, redactar, manejo de técnicas y estrategias, entre otras, lo obligó hacer un programa académico flexible, sensibilizador y diverso. La ayuda y apoyo de los hermanos (as) cubanos (as), fue de relieve para esto. El equipo docente lo constituimos los y las maestros (as) y profesores(as) jubilados, estudiantes de las últimos semestres de las carreras universitarias, algunos maestros (as) compatriotas que ha escondidas de su Director ayudaban en lo pedagógico, en mi caso era tesista de la carrera de educación y asumí con ahinco esta tarea. En fin, un equipo voluntario para hacer revolución universitaria.

Este proyecto, abrió un espacio para concretar la esperanza, la alternativa posible para un pueblo noble, un aprendizaje y enseñanza novedosa, sobretodo el espíritu de hacer algo distinto adaptado a la necesidad del pueblo. No importó lugar y momento, carencia, para ser posible el mandato constitucional "educación universitaria, para todos (as).

Después de 9 años, vale la pena reseñar el significado que ha tenido este proyecto para el pueblo, con muchos tropiezos, sobretodo en la dirección y conciencia de quienes han estado dirigiendo la educación en este país al no querer comprender que es la vía para consolidar la nueva universidad de la revolución bolivariana, tan es así, que en una oportunidad el mismo Comandante Chávez mando al cipote a los académicos y envió el Proyecto de la Misión Sucre al Ministerio de Telecomunicaciones para su administración, dado el desorden y falta de voluntad política para asumir este proyecto como puntal de lanza de revolución. Luego retornó al hoy MPPEU. Lo importante con esto, es ver que las intenciones no empreñan. Hoy se habla de la municipalización y territorialización, pero no termina de concretarse, también aparece en el horizonte la aplicación de una fulana calidad y excelencia en educación para enderezar el entuerto de la Misión Sucre, pero, es consigna. A lo mejor este equivocado, pero, la dirección educativa del alto gobierno, como que no cree en esto. Nuestra esperanza esta en Chávez, esperemos que ahora en esta nuevo ciclo, dirija otra acción y avanzada para que dicha Misión se transforme en la gran Universidad de la revolución. Las IEU, mantienen sus propios estilos, procedimientos, proyectos, programas y dinámicas que son inaplicables e inconsistentes con el desarrollo de la Misión Sucre. Sin hacer referencia al presupuesto asignado, migajas van y viene, proyectos y partidas se asignan, pero, los resultados siguen siendo lo mismo: estudiantes de los pueblos, haciendo hasta el último sacrificio para poder cumplir con los Programas académicos que acredita cada IEU en la Misión Sucre. En definitiva, es un matrimonio obligado, es como tratar de meter una maleta llena de esperanzas en un baúl que no fue hecho para eso.

En el transcurso de estos 9 años, discursos y palabras se dicen. Este servidor a estado presente en reuniones con todos los Ministros (as) que han desfilado por el MPPEU, se dice que si la Misión Sucre esto y lo otro, Motor moral y luces, 3R, territorialización, ideas, ideas y más ideas, papeles y más papeles, pero, todo sigue igual, nada ha sido posible para que la Misión Sucre tome el lugar merecido, la conducción de la universidad posible se pierde cada día mas.

Todas las gestiones que han pasado por el MES, ahora MPPEU, se entusiasman al inicio con la Misión Sucre y ejecutan acciones que vislumbran a sus actores un "ahora si", aplausos, mesas de trabajo, actos protocolares, pero, en el transcurrir del tiempo se diluye en un por ahora no, estratégicamente no conviene, hay elecciones, debemos articular varios ministerios, entre otras cosas. A mi manera de ver creo que esperan que Chávez se moleste un día y exhorte "bueno, acaso el problema de la Misión Sucre y la educación universitaria es solamente para el MPPEU, debo eliminar este dicho ministerio".

Es deprimente, como el presupuesto se lo comen las IEU y la Misión Sucre, bien gracias. Hay estudiantes clasificados como municipalizados y otros no, esto repercute en el valor y criterio de estudiar o no, es decir, el estudiante de la misión Sucre vale menos con relación al que estudia en una IEU. Se intenta acomodar y arreglar los parámetros del presupuesto, pero, aparecen los resbalones administrativos y cambios circunstanciales.

En todos los estados del país, los coordinadores de aldea, responsables, profesores denominados colaboradores (as), estudiantes y comunidad en general hacen de tripas corazón para mantener este proyecto visible, vaya mi reconocimiento, ante la mirada fría de quienes le compete dirigir la política municipalizada. Hay infinidades de esfuerzos de los compas de la Fundación Misión Sucre y actual Ministra, pero, sin acertar. Pretender que lo administrativo está por encima de lo académico, es un error. No existe una política académica atinada, donde se visualice que dicha Misión sea el pedestal de cambio, transformación y donde los recursos y talentos se utilicen y se aboquen a consolidar tan importante proyecto revolucionario.

Los entes a nivel central hacen esfuerzo para abordar los miles de problemas que este Proyecto le ha traído a sus maneras de asumir la gestión. Todo lo reducen a un "después" o acto administrativo. Se dedican a ver los arboles y no el bosque o viceversa. En una oportunidad se planteo hasta de nombrar un Ministerio y viceministro para atender la municipalización e incluir la Misión Sucre. Tal desfachatez originó asumir una posición de rechazo de quienes teníamos los PNF.

El problema radica en que ninguna gestión del MPPEU, a dado píe con bola con la Misión Sucre y desestiman el significado que tiene para la revolución bolivariana, se desconoce el sentido y propósito que tiene esta Misión. A estos 9 años recomiendo leer nuevamente las palabras del Comandante Chávez cuando lanzo este importante Proyecto, " como Sucre, llevando antorchas, una antorcha de conocimiento, de fuerza moral "

En la actualidad se intenta unificar Alma mater-Misión Sucre, territorialización, unificando criterios y directrices de lo que debe ser la Municipalización de la educación universitaria, pero, no se comprende que ambos proyectos son y han sido concebidos para el abordaje de problemas distintos. Lo peor, todo se queda en tintero, porque las dinámicas han dado al traste y las contradicciones se hacen relevantes de ambos proyectos.

La Misión Sucre hoy por hoy, además de ser una política de estado, representa el proyecto universitario de la revolución. Esto ha sido desvirtuado y tan solo se reduce a la obtención de un titulo y profesión para trabajar. Esta óptica es dañina y es donde construye discurso y plan, se conceptualiza y se discute, hasta tal punto que sus actores dictaminan y auspician espacios como cuotas de poder. A la par quedan las experiencias y resultados obtenidos. Es evidente la maquila docente, uso y tratado que se le da a los procesos académicos, ante el esfuerzo de quienes concientizamos la universidad posible.

El avance ha sido vertiginoso, espectacular y sobretodo para la masificación de la educación universitaria, reconocimiento dado por la UNESCO. Sin miedo, podemos afirmar que el fenómeno de la EXCLUCION quedó derrotado, pero, debemos reorientar este proyecto cuyo contenido esta en la idea original de su lanzamiento en el año 2003.

Ahí tenemos casi 500 mil egresados (as) en distintas áreas, sin respuesta de inserción laboral y sin voluntad para la búsqueda de soluciones en pro de activar el aparato productivo con esta gente. La descalificación, carencia de preparación, la duda, el desprecio, por nuestros (as) profesionales es lo que esta de fondo. Es deuda acumulada de la revolución educativa y de quienes la dirigen, no hay respuesta acertada, proyectos y programas van y vienen, pero, no se concretan "Correr la arruga con la Misión Sucre". La semana pasada un profesor colaborador, dijo "al menos nos aumentaron la hora dada, de 12mil a 18mil, eso es un avance". Dato importante para visualizar desde donde se esta mirando el Proyecto de la Misión Sucre en la actualidad.

En estos 9 años, exhorto primeramente a la organización de todos (as), los que nos duele la Misión Sucre, los que fuimos sus fundadores (as), los que concebimos que este proyecto fuera posible, los que persistimos que debe profundizarse en la formación y consolidación de los procesos de esta nueva universidad. Sin obviar los adelantos administrativos y sistemas de control, la deuda persiste, el seguimiento y acompañamiento académico es mínimo o nulo, unificación de criterios de todas las IEU para abordar los problemas en las aldeas universitarias es vital. Urge que cada región, conforme un equipo de ataque. Exhorto al cambio paulatino de Coordinadores (as) en las aldeas universitarias en pro de conformar y consolidar un equipo humano que refresque la dirección de este Proyecto. Es importante hacer efectiva esta acción por consideración humana, existe un desgaste, desviación de lo que significa esta Misión, hay cansancio, diversidad de roles, entre otros aspectos. Se trata de revisar a fondo y evaluar lo que tenemos con relación a lo que es en esencia la Misión Sucre.

Un llamado al profesor Héctor Navarro, primer ente Ministerial que asumió sin miedo este Proyecto en las primeras de cambio a que nos acompañe a recuperar la idea originaria, a la delegación de asesoría Cubana y todo aquel que se identifique con esta propuesta. Dónde están los estudiantes, los profesores (as) fundadores (as), egresados (as), a la comunidad entera de esta gran Familia como lo es la Misión Sucre, vamos a conformar el Frente por el rescate y transformación de dicha Misión, vamos a recuperar su esencia por todo el territorio nacional. Juntos podemos recuperar este noble proyecto que es del pueblo, es y será el mejor regalo que podemos entregarle en sus 9 años de lanzamiento. La cita es de todos lo días no permitamos seguir como vamos, hagamos de la Misión Sucre un espacio de discusión de lo que es y debe ser este proyecto, recuperemos la idea original y pongamos a la luz publica su significado real.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4224 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Ángel Tiodardo


Visite el perfil de Angel Tiodardo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /educacion/a154071.htmlCUS