Venalum: el espíritu del abril rebelde

El espíritu rebelde de abril, se adelanto en el mes de marzo en Venalum, productora de aluminio, donde los trabajadores en lucha, el pasado miércoles 18 de abril, después de 1 mes y diez días de rebelión, lograron un resonante triunfo que abre el camino al Consejos de Trabajadores y Trabajadoras, como organización autónoma de la clase trabajadora para la participación protagónica de la clase obrera en la gestión de los procesos productivos y sus excedentes, se abre el camino al genuino Control Obrero, no el manipulado o autorizado por los burócratas que deciden quien participa y quien no, sino el conquistado por la base en las luchas concretas.

En efecto el pasado miércoles 18 de abril de los corrientes, hubo buenas noticias, se dio la mesa de dialogo y el reconocimiento a trabajadores que se lanzaron a la lucha sin respaldo de sindicatos, pero con el respaldo de una base obrera decidida a acabar con los farsantes de oficio y sus mentiras, de la mano de la Constitución Bolivariana que le otorga derecho protagónico al pueblo y con la verdad , la razón y la voluntad de lucha, resistieron todas las burlas y amenazas de la Dirección de la empresa y la Presidencia de la CVG, lograron una mesa de dialogo dos veces saboteada por esos actores oficiales, para vergüenza nuestra y de la revolución, personajes que se encumbran y luego dan la espalda al pueblo.

Por fin a instancia del Ministerio de Industria, con la presencia de Ramón Perdomo, Viceministro de Industrias Básicas, la Mesa de Dialogo pudo funcionar, en ella participo además, Rafael Gil Barrios, Presidente de la CVG; Rada Gamluch, Presidente de la Empresa y una Comisión de los Trabajadores lideres de la lucha, y una vez demostrado que la situación de quiebra de la empresa y la crisis operativa por la cual atraviesa no es imputable a los trabajadores, y menos aun a la protesta planteada por ellos, que la misma, es una crisis incubada en años de mala administración, fue acordado a despecho de Gil Barrios y Rada, el reconocimiento de la asamblea de trabajadores y el Consejo de Trabajadores y Trabajadoras, tal como lo solicitaban los trabajadores, el pago de salarios caídos y el retiro de las medidas de despido contra los lideres de la protesta y la continuidad de la mesa de trabajo, para impulsar el plan de recuperación de la empresa y demás puntos pendientes.

Para comprender el alcance de este logro, es necesario decir que este conflicto, coincide con una ofensiva de la Fuerza Bolivariana de Trabajadores (FBT), con el apoyo del nuevo Presidente de la CVG y el Gobernador, corriente política reaccionaria dentro del proceso Bolivariano, que pugnan por el control total de las empresas, así entienden ellos el Control Obrero y la determinación de aplastar cualquier disidencia, entre ellas la Asamblea del Plan Guayana Socialista, pero no contaron con que, en los días seguidos a la destitución de Elio Sayago, nace una protesta espontanea, de la base obrera de Venalum, la cual le paso por encima a los sindicatos, entre ellos el de Sutralum dirigido por la FBT, a quienes, no los dejaron acercarse a la asamblea, por considerarlos corresponsables de la situación dramática de la empresa y de la decadencia de sus beneficios sociales, conquistados en muchos años de trabajo.

La empresa desde el primer día desconoció la protesta, no quiso reunirse con ellos sin el sindicato, inicio proceso de amedrentamiento con tribunales del trabajo, provocaciones de diversas índole, los trabajadores para hacerse oír tuvieron que ir a Caracas, exponerse en medidas de presión en la calle donde fueron reprimidos por la policía pero finalmente lograron el objetivo.

Hay que destacar que la coyuntura y la autenticidad de la lucha de los trabajadores, percibida así por la militancia revolucionaria que se enfrenta a lo que significa Rangel Gómez en el Estado, impulso la alianza de los Colectivos Revolucionarios en Resistencia por la Defensa del Plan Guayana Socialista con los trabajadores de Venalum ante un adversario común, la corriente sindical de la FBT, así como la alianza con otros trabajadores en lucha contra la corrupción y la mala gerencia y por el reconocimiento del consejo de trabajadores y trabajadoras, en Friosa -Koma La Fuente y en CVG Refractarios.

De manera que en el conflicto de Venalum ha estado en juego también, el Plan Guayana Socialista y un camino al protagonismo de la clase obrera venezolana, sus resultados, son el comienzo de un triunfo, logrado con gloria y dignidad, y que hay que cuidar, sin empalagarse, una batalla ganada a los enemigos de la clase obrera disfrazados de revolucionarios y de la oposición oportunista, un camino solidario y clasista para luchar y crear una sociedad mas justa y que valore al trabajador.

María Zambrano
[email protected]
Miembro de la Asamblea del Plan Guayana Socialista

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1627 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /endogeno/a142327.htmlCUS