Conglomerados Vs. Conglomerados del Siglo 21

«Nuestro vino, de plátano y si sale amargo,  es nuestro vino»
José Martí

 

Un conglomerado puede referirse a: “acumulación de elementos”, o “grupo de empresas”, asociadas en lo económico, o en términos geológicos a “una roca sedimentaria”, o en carpintería a una “tabla”, o un “cúmulos de estrellas” y por qué no a un conjunto de galaxias o constelaciones que se agrupan para dar concreción a un universo a través de innumerables articulaciones.

 

El conglomerado que nos ocupa en Venezuela, se orienta a esos productores comprometidos que tienen la visión de Patria que soñamos, que producen con esfuerzos para contrarrestar la economía de puerto, que hemos ido desplazando poco a poco hasta llegar a ese nuevo modelo productivo que nos demanda un proyecto de país.

Nuestro conglomerado No es un Clúster como lo definió Michael Porter en su teoría de los años 90, como concentración geográfica de empresas, instituciones y universidades que comparten el interés por un sector económico y estratégico concreto”. Por supuesto que tomamos elementos de esta teoría para apoyarnos, pero además para darle sabor a nuestro vino. Tampoco son Parques Industriales, los cuales existen en nuestro país pero funcionando bajo una óptica capitalista y antagónica, donde las relaciones entre las Unidades Socio Productivas que hacen vida en ellos son casi nulas, con poca articulación social en vista de que sólo lo mercantil y comercial prevalece por encima de cualquier intercambio socio económico, político o cultural. Y tampoco es una Zona Industrial o un Distrito Industrial como lo definen pensadores de países europeos y latinoamericanos, sencillamente toma como referencia algunos factores sin subestimar la articulación que se puedan generar entre estos y los Conglomerados.

El Conglomerado del siglo 21 toma elementos de las definiciones ya nombradas y se enfoca en el Modelo Productivo Socialista. Asume como referencia modos y medios de producción más humanos, justos y solidarios, se complementa en el intercambio de saberes y experiencias, resuelve sus problemas en conjunto, realiza compras masivas para abaratar costos y puede ser un musculo socio político y económico que se articula para producir con una visión de compromiso por la Patria, y así entre otros factores, que están bastante alejados de esa relación fría que pueda existir en algún parque industrial. Nuestro Conglomerado es una gran Red de Redes, donde están presentes y fortalecidos todos o casi todos los eslabones de la Cadena Productiva, pero no es estático como un clúster, ni como un parque industrial, ni como un distrito industrial; por tanto, no está anclado en una zona determinada con sus calles delineadas y bajo grandes portones con garitas y vigilantes. Tiene vida, se mueve, se comunica, se articula, se complementa, reacciona y acciona ante esos peces grande que son las trasnacionales que usan a sus socios importadores instalados en un país, para reventar al pequeño y mediano productor con un producto terminado hecho con una mano de obra barata en alguna parte del mundo, con los cuales nuestros productores no pueden competir.

Así pues, las unidades socio productivas que integran nuestros conglomerados deben generar acciones para fortalecer la producción en el país, con calidad y a precios razonables; elevando propuestas al Ejecutivo y Legislativo Nacional para que se creen decretos y leyes, se minimice el contrabando de productos terminados, se regularicen las importaciones y se incremente la fabricación de productos nacionales, para lograr cubrir las demandas de nuestra población y  logremos a futuro colocarnos en el Mercosur así como en los espacios del ALBA. Que nuestros Conglomerados sean una herramienta más para ayudar a Convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, lo económico y lo político dentro de la gran potencia naciente de América Latina y el Caribe, que garanticen la conformación de una zona de paz en nuestra América” como bien lo define la III línea de la propuesta del Segundo Plan Socialista presentado por nuestro Comandante Hugo Chávez y que ya el pueblo discute con pasión en cada rincón de la Patria. 

Tomando esto en consideración, debemos lograr la articulación de todos los factores de producción, y por tanto no deberían quedar eslabones sueltos en las cadenas productivas de los Conglomerados, ya que da pie a que se introduzcan demasiados intermediarios y hacen que se vuelva más costosa la materia prima o el insumo que requiere el otro eslabón para producir. Debe existir una estrecha relación entre los eslabones y los servicios conexos para que el producto llegue a las manos del pueblo a un precio solidario. Un ejemplo de esto lo vemos en la cadena productiva textil, donde están los Productores del algodón, quienes se articulan para vender a la Desmotadora, esta a su vez se conecta para vender las fibras de algodón a las Hilanderías y las semillas a productores de alimentos concentrados para animales, las hilanderías se enlazan con las Textileras para venderle el hilo y esta a su vez elabora la tela para las y los Confeccionistas y de allí pasa los Usuarios finales. Por supuesto allí están presenten los servicios conexos como los teñidores, los bordadores, las tiendas, las redes de transporte, entre otros.

Puede existir ausencia del Conglomerado del que estamos hablando, sino fortalecemos la cadena productiva, enfocándonos únicamente en un solo eslabón que podría ser una Red de determinado producto o servicio. Supongamos una Red de confeccionistas de prendas de vestir de seda, aquí faltarían otros eslabones, ya que la materia prima para la elaboración del producto no se produce en el país y tiene que ser importada, y en tanto los otros eslabones estarían en el exterior generándonos cierta dependencia, además con costos muy altos para su importación.

Los Conglomerados que nacen, así como está naciendo el Socialismo del Siglo 21, podríamos definirlo como una instancia de participación y articulación de productores y unidades socio productivas que se unen para fortalecer TODOS o casi todos los eslabones de la cadena productiva, complementándose entre si; con la idea de eliminar los intermediarios para que el producto llegue a un precio asequible a manos del consumidor. Debe existir en él, sitios para el encuentro, canales efectivos de comunicación que permita la articulación rápida y efectiva a la hora de la adquisición, comercialización, colocación e intercambio de productos, así como la vinculación con las comunidades fomentando el punto y círculo, a través de la generación de empleos, injertos productivos, instalación de tiendas, aportes de responsabilidad social con los excedentes que generen las unidades socio productivas que hacen vida en ellos. Deben estar en sintonía con el Estado, quien apoyará en el apalancamiento de cinco áreas importantes como 1.- Organización, 2.- Adquisición de Materia Prima, 3.- Maquinaria y equipos, 4.- Comercialización y colocación del Producto, y 5.- Asistencia Técnica y Formación.

La mesa está servida… Todos a Conglomerarse bajo la Nueva Dinámica Productiva.

Nos vemos por ahí, entre el bullicio de un pueblo feliz, despierto y alerta que mira con optimismo esa gran Patria llamada América.

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4341 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Trabajadores Aporreando

Ideología y Socialismo del Siglo XXI

Actualidad

Control Obrero, Cooperativismo y Desarrollo Endógeno