Jorge Giordani Vs Itsván Mézsáros

Este asunto de la devaluación del bolívar, debe ser objeto de un severo estudio y análisis, porque es posible que sea un costoso error que puede afectar el desarrollo inmediato de la revolución, de sus programas; incluso del segundo plan socialista Simón Bolivar.

El Comandante Chávez, conductor y líder de un nuevo modelo para la izquierda latinoamericana acceder al poder, haciendo esfuerzos para visualizar al socialismo, a partir de ese principio acuñado por Bolívar en el Discurso de Angostura “la mayor suma de felicidad posible”, nos ayudó a abrirnos y avanzar en la búsqueda de filósofos, sociólogos, economistas, para construir con ellos, la nueva teoría del denominado socialismo del siglo 21.

Se trata de conducir un proceso hacia el socialismo, asechado por la más grande e imponente maquinaria militar, para doblegar a países como Agfanistán, Irak y Libia, combinado con la poderosa economía norteamericana, que pone de rodillas a Japón y a sus propios aliados europeos de la post guerra.

Itsván Mézsáros, autor marxista de origen húngaro, pero radicado hace muchos años en Inglaterra, fue dado a conocer entre los chavistas intelectuales por el profesor Jorge Giordani y por el profesor brasileño Ricardo Antunes, activo militante del Partido de los Trabajadores, el de Lula y Dilma Russef, hoy dirigiendo el gobierno de la República Federativa de Brasil.

Las orientaciones de Mézsáros, han servido al gobierno del presidente Chávez a impulsar una economía basada en el desarrollo económico endógeno, reestructurando una economía capitalista subdesarrollada y dependiente como la venezolana, para llevarla a una economía social, solidaria, cooperativa y soberana; en fin, una economía socialista no contaminada con las prácticas del capitalismo internacional.

Tuvimos en diciembre la oportunidad de oir una clase magistral del prof. Jorge Giordani en la Escuela Venezolana de Planificación, donde redondeó y sintetizó la tesis del metabolismo social del capital, expuesta por Mézsáros, fundamentada en el comportamiento de un trípode: el capitalismo, el estado y el trabajo asalariado. La tesis diferencia los términos capital y capitalismo, siendo el primero el expuesto en la obra de Marx y su tesis sobre la acumulación, la plusvalía y el trabajo asalariado, que al combinarse producen valores de uso para satisfacer las necesidades humanas, valor de uso que sufre una metamorfosis al transformarse en mercancía o valor de cambio, dando origen a la formula trinitaria de el capital: Dinero-Mercancía-Dinero.

“El capital” es una categoría histórica dinámica y la fuerza social con la que se corresponde aparece –en forma de capital “monetario”, “mercantil”, etc.– muchos siglos antes de que surja y se consolide la conformación social del capitalismo.” (Itsván Mézáros. Págs. 10-11del libro La Crisis Estructural del Capital. [email protected] Agosto 2009)

En tanto que el segundo, el capitalismo, no es mas que la suma de sucesivos modelos de acumulación, que han variado en el tiempo, desde las denominadas sociedades pre- capitalistas.

“En verdad, a Marx le preocupa en alto grado captar las especificidades históricas de las varias formas del capital y sus transiciones de una a otra, hasta que eventualmente el capital industrial se convierte en la fuerza dominante del metabolismo social/económico y define objetivamente la fase clásica de la formación capitalista.” (Ibid, pág. 12) .

Giordani me convenció en diciembre de que transitamos un camino correcto hacia la reestructuración de la economía venezolana en los términos descritos por Mézáros.

¿Porqué devaluar entonces?, si nuestra balanza de pagos internacional presenta según cifras del Banco Central de Venezuela un superávit en 2012 de mas de 14.000 millones de dólares.

Esta devaluación altera e interrumpe el difícil proceso de fortalecimiento del poder adquisitivo del pueblo; facilita a los enemigos de la revolución golpear la fortaleza del bolívar a nivel internacional, muestra que entonces era un falseamiento de cifras el “crecimiento” económico por encima del 3% con registros de ocho trimestres, da impulso formidable a la especulación inflacionaria sobre todas las mercancías y servicios en manos de la economía privada; fortalece las ganancias de los capitales provenientes del narcotráfico que ingresan por nuestras fronteras.

Esta devaluación alteró el valor internacional del salario mínimo de Venezuela, que era presentado ante el mundo como uno de los más altos de Latinoamérica y emblema de la “Revolución Bonita”.

Es entonces comprensible el giro neoliberal presentado en el Decreto-Ley que reserva al estado la producción, explotación y comercialización del oro, donde fueron excluidos y ahora perseguidos por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, los mineros artesanales e indígenas, para facilitar el ingreso de trasnacionales chinas y rusas en sustitución de las anteriores canadienses y norteamericanas.

Es también comprensible que el 60% de la Gran Misión Vivienda sea desarrollado por trasnacionales de la construcción de viviendas, para facilitarles el pago en bolívares al trabajo asalariado venezolano que construye las viviendas y el pago en bolívares de la cabilla, cemento, bloques de arcilla, artefactos sanitarios, etc. que los extranjeros deben comprar hechos en Venezuela para ejecutar sus contratos.

El pueblo debe controlar este desmán y pasar a una etapa superior de la lucha revolucionaria, el control social para contrarrestar las operaciones de la oligarquía parasitaria, corrupta y golpista, pero también la necesaria vigilancia sobre los hombres y mujeres en quienes se ha depositado la confianza para dirigir el proceso revolucionario.

Itsván Mézáros, en una conferencia a propósito del fallecimiento del gran revolucionario Isaac Deustcher, concluyó:

“Establecer ese control social requeriría, igualmente, el cultivo consciente –no en los individuos aislados sino en la entera comunidad de productores, independientemente de su condición– de una intransigente conciencia crítica, aunada a un intenso compromiso con los valores de una humanidad socialista, que guió la obra de Isaac Deutscher a una cabal realización”.(Ibid. Pág. 116)

*Profesor Universitario


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2900 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a159177.htmlCUS