Necesario es vencer

El grito de Guaicaipuro, de Bolívar, de Ribas, de Chávez… El grito del 12 de febrero de 1814 en La Victoria, las campanas anunciando la entrada en combate de la caballería de Campo Elías. Jóvenes sin entrenamiento militar, en clara inferioridad numérica, contra la caballería más poderosa de aquel tiempo, vencen, cumpliendo con la arenga de Ribas: "No podemos optar entre vencer o morir. Necesario es vencer".

Resonó en el "por ahora" de Chávez recorriendo la patria americana con el empuje del pueblo bolivariano cuando hoy, más que nunca, necesario es vencer frente a las amenazas imperiales contra la humanidad y la naturaleza y en defensa de la paz, de la vida y todas las formas de vida, aferrados al Programa de la Patria propuesto por el presidente Chávez.

Ayer marchamos con las banderas de Víctor Soto, Jorge Rodríguez, Iván Daza, Alejandro Tejero, Livia Gouverneur, José Montesinos, José Aquino, el teniente Hurtado… Noel Rodríguez marca otro hito y vuelve a resonar la arenga: necesario es vencer a través de ese ancho camino que el presidente Chávez construye cotidianamente en este nuevo febrero, en este día de la juventud.

Pugnamos por el desarrollo científico, tecnológico y el fortalecimiento de una educación masiva de calidad, la multiplicación de la producción social, el fortalecimiento del poder popular asociado al impulso de tecnologías productivas alternativas y en general fundado en la cooperación solidaria, el fortalecimiento de los mercados locales, las redes de apoyo familiar y las redes populares de solidaridad asociadas a la producción local, interregional y mundial, el trueque, las finanzas solidarias, las monedas locales…

Un proceso asociado al mercado interno, al consumo masivo de la población y a la integración continental; que supere la subordinación al sector energético, el cual también debe transformarse, pues el futuro más lejano, es de las energías renovables; que supere aquella importación de alimentos e insumos básicos, que afecte nuestra soberanía.

Hay que atreverse a construir un socialismo con la gente, de la gente y para la gente, aquí y ahora. Ecológicamente sustentable, basado en la preservación de todas las formas de vida. Donde Patria y Matria puedan complementarse y ser una sola y múltiple existencia.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 781 veces.