Saldos de una guerra promovida por EEUU

Ola de violencia en Irak dejó más de 800 fallecidos en agosto

Credito: TeleSur

Bagdad, septiembre 2 - La Misión de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Bagdad informó este fin de semana que al menos 804 personas, la mayoría de ellas civiles, fallecieron en Irak como consecuencia de la ola de violencia generalizada que vive la nación árabe, la más alarmante desde 2008 y que alcanzó su punto máximo en julio pasado con más de mil muertes.

La comisión precisó que durante agosto murieron 716 civiles y 88 miembros de las fuerzas de seguridad, mientras que otros mil 936 civiles y 94 oficiales resultaron heridos; la mayoría víctimas de tiroteos, enfrentamientos y atentados terroristas, casi todos reivindicados por la red Al-Qaeda.

El reporte agrega que desde enero de este año se han registrado casi cinco mil bajas humanas y más de 12 mil personas han resultado heridos. Sin embargo, las cifras no se acercan a los niveles de violencia presenciados entre los años 2006 y 2008, cuando el número de muertos mensual superaba en ocasiones los tres mil.

Al tiempo que la Misión anunciaba estas cifras, autoridades reportaron un atentado con coche bomba en la localidad de Al Tuz, unos 200 kilómetros al norte de Bagdad, en el que al menos tres personas murieron y otras trece resultaron heridas.

En tanto, al noreste de la capital, en la provincia de Diyala, presuntas fuerzas policiales y militares atacaron un campamento de refugiados iraní, dejando un saldo de 20 muertos y decenas de heridos, en un hecho inmediatamente condenado por la ONU.

La agencia nacional de noticias iraquí, NINA, aseguró que fuerzas del Ejército y tropas especiales de la Policía iraquíes atacaron el lugar, ya que, presuntamente un centenar de militantes de la organización opositora iraní Muyahidin Jalq residen en ese campamento.

Por su parte, un comunicado de un vocero del campo de refugiados, Shahriar Kia, indicó que “a cinco de las víctimas fatales les dispararon mientras tenían las manos atadas” y que los atacantes incendiaron gran parte de las propiedades de los residentes del campamento”.

La organización Muyahidin Jalq fue fundada en los años sesenta para luchar contra el “sha de Persia”, y después de la revolución islámica combatió contra el liderazgo clerical iraní. En los años 80 se alió militarmente con el expresidente Sadam Hussein (1979-2003) contra la República persa.

Teherán los considera terroristas y, aunque en 1990 depusieron oficialmente las armas, algunos países aún mantienen a esta organización iraní en su lista negra. Desde que asumió en Bagdad un Gobierno de mayoría chiita, Muyahidin Jalq ha perdido el amparo oficial en Irak.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1140 veces.