Nadadora estadounidense de 64 años cruzó a nado desde Cuba a Florida

La nadadora estadounidense de larga distancia Diana Nyad

La nadadora estadounidense de larga distancia Diana Nyad

Credito: Agencias

02-09-13.-La nadadora estadounidense de larga distancia Diana Nyad, de 64 años, ha batido el récord que llevaba persiguiendo desde hace 35 años: ser la primera persona en atravesar a nado de Cuba (La Habana) a La Florida (Cayo Hueso) sin protección contra tiburones, ni traje de neopreno, ni aletas de natación. Es la mayor distancia que ella o cualquier otro haya alcanzado sin una jaula para tiburones.

A su llegada centenares de personas le esperaban con emoción. El presidente de Estados Unidos, que se trae una guerra entre manos, ha tenido tiempo de saludarla en Twitter con esta sensible frase: “Felicidades a Diana Nyad. Nunca hay que abandonar los sueños”.

Un recorrido de 166 kilómetros que la veterana deportista había intentado, con esta, en cinco ocasiones. “Quiero llegar a la meta. Me rompe el corazón cuando miro en los mapas náuticos la ruta, es la más importante de nuestro tiempo”, resaltó la nadadora al comienzo de la prueba en Cuba. Y lo ha hecho.

Nyad, que empezó la travesía el pasado sábado en La Habana y que ha ido acompañada en todo momento de un equipo de más de 35 personas -de los que algunos son buzos para vigilar los tiburones, además de médicos, marineros y asistentes-, finalmente, ha tocado tierra este lunes a las 13.48 hora local en Key West (Cayo Hueso). Ha tardado más de 50 horas y se ha estado alimentando cada 40 minutos. El tiempo estimado era de 53 a 54 horas.

Según ha declarado en más de una ocasión, tras esta hazaña no volverá a dar una brazada más. A falta de 3,2 kilómetros, Nyad ha dicho en su blog: “Estoy a punto de nadar mis últimas millas en el océano. Este es un sueño que llevo persiguiendo toda mi vida y estoy muy contenta de que me apoyen. Algunos de los miembros del equipo son mis amigos más íntimos, son un equipo estupendo. Tienen un gran corazón. Vamos a acabar y a celebrar una gran fiesta”.

La veterana deportista ha usado por la noche una máscara protectora contra medusas venenosas, ya que es cuando más atacan, “aunque la protección dificulta que respire adecuadamente”, según ha informado su equipo. Sus picaduras hicieron que fracasara el año pasado, tras 96 kilómetros recorridos. Además, Nyad se ha vacunado con un medicamento elaborado por la especialista Angel Yanagihara, de la Universidad de Hawaii, que apacigua los efectos que producen las mordeduras de estas medusas, según explicó Nyad en La Habana justo antes de comenzar la prueba.

“Diana ha parado en varias ocasiones para intentar recuperarse del esfuerzo”, explicaba a primeras horas de esta mañana su jefe de equipo, John Bartlett. “No sabemos el estado físico exacto de sus fuerzas en este punto, pero daremos más noticias pronto”, agregaba. A pesar de que remarcó tener problemas en sus pulmones durante la travesía, al final la nadadora de largas distancias ha superado todas las adversidades.

La primera vez que la nadadora intentó la travesía fue en 1978, entonces usó jaula contra tiburones pero no llegó a su meta por las condiciones meteorológicas. Volvió a intentarlo en dos ocasiones en 2011, cuando las mordeduras de medusas, varios ataques de asma y la climatología le llevaron a desistir una vez más. En esta ocasión, el tiempo ha sido mucho más favorable hasta la noche de este domingo, cuando las ráfagas de viento y las tormentas frenaron un poco el ritmo de Nyad. Aunque a primeras horas de la madrugada de este lunes su equipo informó que “la veterana deportista nadaba con fuerza y que las ráfagas de viento estaban amainando”. “Podemos ver el resplandor de Key West”, explicó su equipo en la red social Twitter.

Nyad, tras cinco intentos, ha conseguido su objetivo. Ayer domingo batió también el récord de Penny Palfrey, y se convirtió en la mujer que ha nadado más distancia sin jaula contra tiburones. Esta misma distancia fue recorrida ya por la australiana Susie Maroney, pero con protección. Fue en 1997 y la nadadora tenía 22 años cuando se enfrentó a la travesía. Durante su carrera deportiva, Nyad se llegó a convertir en la mejor nadadora de larga distancia del mundo, batiendo varias plusmarcas, incluida la de siete horas y 57 minutos alrededor de Manhattan en 1975 y nadar de las Bahamas a Florida en 1979.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2967 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n235485.htmlCUS