Breve reflexión post electoral

De entrada debo reconocer el titanico esfuerzo de nuestro candidato Nicolás Maduro, para sobreponerse a una campaña en la que la unidad de fuerzas económicas y políticas (nacionales e internacionales) jugaron papel de primer orden en los resultados de este domingo 14, muy a pesar de la convicción que la designación de este importante dirigente fue la mas acertada, en atención a su trayectoria política en diferentes cargos de gobierno que seguramente convencieron al Comandante Chavez para solicitar su escogencia como candidato presidencial.
Pero mas allá de esta primera consideración, es importante destacar la terrible campaña desarrollada por los medios privados de oposición para crear un ambiente desestabilizador, que sin duda les surtió efecto y a los cuales hay que enfrentar desde ahora mismo con especial atención. En tal sentido, se magnificaron e intensificaron hechos y acontecimientos que produjeron zozobra e incertidumbre en buena parte de la población y se tradujo en votos en favor de la oposición, me refiero específicamente a:

EL PROBLEMA DE LA (IN)SEGURIDAD.
Bien sabemos los venezolano los esfuerzos que en los tiempos recientes se ha hecho desde el gobierno por reducir el grave problema de la violencia y la delincuencia, sin embargo este problema, de naturaleza estructural de la sociedad venezolana, aún persiste en un grado importante, magnificado por los medios privados y estrategicamente utilizado hasta la saciedad en la campaña opositora.
Seguro estamos que este problema, de profundas raíces sociales, producto principalmente, de la desigualdad social del capitalismo salvaje, del hacinamiento en las barriadas populares (cuyo nacimiento y crecimiento anarquico les convierte en guarida inexpugnable a quienes has enrumbado la vía de la delincuencia), la droga, que no distingue malandro de barrio o de urbanización, el ansia de riqueza fácil para la obtención de los productos que promociona el consumismo y otras deformaciones, debe ser materia de primer orden en los tiempo venideros, so pena de sucumbir a la estrategia muy bien montada y diseñada desde la oposición.

EL (DES)ABASTECIMIENTO de productos fundamentales para la satisfacción de las necesidades principales de la ciudadanía, es otro de los aspectos en que se hizo hincapié en la presente campaña. También sabemos que el origen del mismo está en estrategias de empresarios y comerciantes incescrupulosos (reducción de producción, lentitud en la distribución o simple acaparamiento), lo que cosecuencialmente provoca las compras nerviosas que dejan limpio los anaqueles de abastos y supermercados y hacen ver al gobierno como ineficiente ante la responsabilidad de garantizar la existencia de tales bienes para su adquisición.
Siendo este un problema netamente económico, se hace necesario emprender, de una buena vez, una política de producción nacional que garantice el abastecimiento, sobre todo de lo llamados productos de la cesta básica y reducir, definitivamente el rentismo y la dependencia de compra de productos alimentarios con los beneficios del ingreso petrolero y el país se encamine en la senda de la producción, atendiendo eficazmente el trabajo de cooperativas agrícolas, fundos zamoranos y demás organizaciones que incorporan al pueblo trabajador en la producción de los bienes necesarios

EL SUMINISTRO ELECTRICO.
Otro dolor de cabeza para la sociedad, a pesar de las importantes inversiones que se han realizado en fecha reciente para incorporar tecnología y equipos que satisfagan las necesidades del cada vez mas creciente consumo eléctrico. Esto debe ir acompañado de una profunda revisión del personal Técnico-Gerencial bajo cuya responsabilidad esta la conducción de la empresa eléctrica nacional, pues bien sabemos que el saboteo no es meramente externo y posiblemente el interno sea mucho mayor.
Los constantes “apagones”, por fallas técnicas o simple saboteo, han dejado un mal sabor dentro de la población y por supuesto, ha sido explotado con gran profusión por los enemigos de la patria desprestigiando no sólo la empresa eléctrica nacional sino al propio gobierno y por ende, al candidato de la patria con los resultados ya conocidos.

No son estos los únicos elementos de juicio que pudieran esgrimirse, quizás ni los mas importantes, pero desde mi visión muy particular, entiendo que tuvieron un peso significativo en la decisión de muchos venezolanos al momento de emitir su voto el pasado domingo.


UPEL Maracay
[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1044 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /poderpopular/a163571.htmlCUS