Los caminos de la revolución

Se inicia un nuevo ciclo de la Revolución Bolivariana, a la par de fuertes cambios en lo coyuntural e histórico con la situación de salud del Presidente Chávez, y en lo político, con los nuevos retos que afrontamos desde la perspectiva de la consecución del sueño esperanzador de consolidar una patria socialista al servicio de los más humildes y en paz.

Un año muy movido ha sido este 2013, y lo cierto es que luego de la victoria del 07 de octubre y la obtención de 20 Gobernaciones el 16 de diciembre, las fuerzas revolucionarias parecen más solidas y unidas que nunca, pese a las dificultades que se pudieran presentar en la ruta por alcanzar los objetivos planteados.

Podemos resumir los acontecimientos presentados a partir del anuncio del líder de la revolución sobre su recaída, en primer lugar a la motivación del pueblo revolucionario para marcar la pauta victoriosa del 16D en Gobernaciones que parecían imposibles de acceder, como es el caso del Táchira que se había consolidado en las Presidenciales como el Estado más opositor del país, esto sin que ello haya implicado siquiera una reflexión autocrítica de las fuerzas de la derecha, por lo que sin duda la soberbia seguirá siendo una característica inexcusable que no genera un mea culpa en la oposición nacional.

Luego vale la pena recordar los duros momentos que el pueblo de amor, que no es más que el pueblo venezolano vivió a finales de diciembre cuando llorábamos el sufrimiento de Chávez, porque lo que no han terminado de entender unos pocos es que Chávez ya no es el, sino que somos millones que aupamos el proyecto político Bolivariano emancipador.

Esto nos llevó luego a la gran victoria del 10 de Enero cuando el pueblo se juramentó ante la presencia de líderes latinoamericanos, que demostraron más allá del simbolismo, que el sueño de la patria grande de Bolívar estaba más vivo que nunca, ante una oposición que no solo demostró su incoherencia política, sino su propia falta de unidad al presentar posiciones divergentes y antagónicas al respecto de la toma de posesión presidencial. Sin duda un hecho al que nos llevan las propias contradicciones de los formalismos democráticos burgueses, que por cierto hemos asumido y del cual hemos salido victoriosos durante más de 14 años.

La ruta victoriosa siguió su camino el 23 de enero cuando nuestras fuerzas revolucionarias tomaron Caracas para demostrar una fuerza que cada vez se consolida más y se hace un pueblo, y que obligó a la oposición a encerrarse en un gimnasio, porque ya hasta su capacidad de convocatoria han perdido. El 4 de febrero se reafirmó lo que nos hace más fuertes: la unión cívico – militar.

Sin duda el camino está trazado, porque con la continuidad del gobierno Bolivariano se garantiza una política social mucho más justa, que pese a las dificultades sepa llevar la patria hacia el camino más idóneo para hacer irreversible este proyecto político.

Y se habla de caminos por cuanto uno de los grandes logros de la Revolución ha sido aglutinar las distintas corrientes de pensamiento de la izquierda, en un movimiento consciente capaz de reflexionar, sobre la lógica dialéctica de la unidad consciente.

"Formémonos una patria a toda costa y todo lo demás será tolerable."

[email protected]

www.masrevolucion.blogspot.com

Twitter: @nortega16232

Esta nota ha sido leída aproximadamente 769 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a159209.htmlCUS