Pildoritas 141 (año VI)

Me lo contó mi odontólogo

Necesité visitar a mi odontólogo, profesional, con quien que como con el barbero, acostumbramos conversar como una estrategia para quizá calmar los nervios. Aquí en la frontera, por estos días el tema de conversación es el contrabando, la crisis por la que estamos pasando lo tachirenses, por la invasión de compradores colombianos que vienen a llevarse todo, muchos no tanto por el ahorro que para ellos representa, debido al enorme diferencial cambiario entre nuestro bolívar y el peso, sino para comerciar con nuestro productos que desde que se entra al territorio colombiano se pueden ver a lo largo de las vía al lado de bidones de gasolina y no se diga en manos de buhoneros y en bodegas y abastos del país vecino mientras que aquí hay que ser mago para conseguir alguno de ellos.

En la conversación me contaba el odontólogo que la razón más poderosa para que tanto sus honorarios como el precio de los trabajos de prótesis, ortodoncia, endodoncia etc. hayan subido tanto, es simplemente porque cuando él requiere proveerse de insumos y piezas desechables metálicas o no, al acudir a los proveedores se consigue con que sus negocios están invadidos por compradores colombianos, entre quienes hay no sólo personas que vienen a comprar para revender en su país con astronómicas ganancias, sino también estudiantes de la carrera, odontólogos y dentistas y hasta comerciantes del ramo, dejando para quienes aquí ejercen, casi nada, pero además porque los comerciantes del prefieren venderle a extranjeros porque por esa vía, incluso vendiendo sin factura, incrementan enormemente sus ganancias y lo poco que queda, los de aquí, tienen que comprarlo a precios exorbitantes lo cual les obliga a reponer el incremento con los pacientes que venimos a ser las verdaderas víctimas de esta especie de mercado persa de males como el acaparamiento, la especulación, el contrabando, que han atacado cual plagas malignas la economía fronteriza,

Así sucede con todo, hasta los limpiabotas han incrementado sus precios.

Yo le decía que había que tener confianza y esperanza, pues pareciera que ambos gobiernos, a raíz de la última reunión de presidentes de nuestros dos países, las cosas tenderían seguramente a mejorar, pues ya se han anunciado medidas puntuales contra el contrabando, el cual de lograse frenar operaría sobre los precios ya que no escasearían tanto los productos como ahora. Conclusión de la conversa en este punto: Esperanza y fe.-

En otro punto de la conversación me contaba que tenía un paciente, dueño de camiones que transportaba mercancía para Colombia quien le contó que en estos momentos la cosa estaba parada por las medidas y por algunos golpes dados por el gobierno regional a los contrabandistas, pero lo importante de la conversación con este ciudadano es que el mismo le confió, que había sido llamado por un militar de alto rango, metido en la mafia para decirle que se estuviera quieto hasta nuevo aviso.

Esto viene a confirmar lo que es vox populi y que se refiere a que las mafias tienen la protección e incluso la jefatura de funcionarios con mucho poder. Es de suponer que tanto el Presidente, el Gobernador y quienes de manera firme y decidida están dispuestos, desde el gobierno a luchar contra este flagelo que nos está matando, tienen conocimiento de estas cosas y sabrán cómo actuar, a ver si por fin salimos de este atolladero en que estamos metidos quienes vivimos en la frontera.-

Con apego a la realidad

Luis Vicente León, es un encuestador, metido a político quien últimamente se ha sumado a los declarantes casi diarios en los medios de la derecha, se mete en todos los temas como una especie de ser polifacético que a veces luce como una suerte de enciclopedia ambulante.

A veces la pega y dice cosas reales e irrefutables como una de sus últimas declaraciones que los medios titulan, más o menos así: “Quien por ser de tendencia política diferente al protagonista de una película no quiere verla, es un estúpido”,

Ahora bien: ¿Quiénes son los que por ejemplo no acuden a las salas de cine a ver películas venezolanas, y en especial la última protagonizada por un actor que se ha manifestado abiertamente revolucionario como Roque Valero, quien hace el papel de el Libertador en la película titulada: “Bolívar, el hombre de las dificultades”? pues los conocidos como escuálidos a los que ahora se les suma como etiqueta la de estúpidos, algo que ya se sabía pero que alguien con un curriculum como el del declarante no había dicho abiertamente, ahora ya estamos claros de qué lado están los estúpidos, entre otras cosas porque no son otros distintos a quienes por ejemplo dijeron de los bombillos ahorradores venidos de Cuba que traían cámara incorporada para grabar a la oposición o que la revolución le iba a quitar la Patria Potestad de sus hijos a las familias venezolanas, entre otras estupideces.

Pues bien por fin alguien muy cotizado en los medios sale a decir una gran verdad, que se confirma casi a diario con las posturas no sólo de pueblo llano opositor, sino de dirigentes de alto rango muchos de ellos encuadrados dentro de la llamada MUD.- Bueno ellos son lo que son y se entienden, más cuando llegan al estreno de calarse al rey de las estupideces como supuesto líder, lo que confirma cuando dice que tiene “resguardado” a un delincuente de la monta y talla inmoral de su secretario político y mano derecha. Que el pueblo juzgue.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2493 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US N /oposicion/a172782.htmlCUS