Aristóbulo, usted no lo sabe, pero dígame: ¿Esto es eficiencia o ineficiencia?

Antes de manifestar lo que pasa a ser el objetivo de este artículo, debo decir, que fui a la sede de la gobernación del estado Anzoátegui e intenté conversar con el Camarada Aristóbulo para ofrecerle una información, que supongo no conoce, pero me fue imposible. Subí al piso donde tiene su despacho y no pude. Incomoda mucho, que cuando uno se acerca a estos sitios, la gente que sirve de portero, supone que uno va a pedir algo y pone cualquier cantidad de excusa.

Debo decir también, que aunque no conozco personalmente al camarada Aristóbulo, se capta que es una persona, cuya conciencia está comprometida con este proyecto y por eso vi la necesidad de buscarlo. Aristóbulo es un extraordinario combatiente.

Parto del supuesto entonces, que Aristóbulo no está al tanto de esto, pero ello no quiere decir, que la información no sea real. Estuve en Caracas desde el miércoles 17 hasta el 20 de abril de abril. Tuve tiempo para visitar a mis viejos amigos que trabajan en las dependencias del Consejo Federal de Gobierno y en el Fondo de Compensación. Aproveché el momento -como en otras oportunidades- para conocer cómo era el desempeño de la gobernación de Anzoátegui en esta nueva gestión y se había un cambio respecto a la gestión desastrosa de Isidro Molina, que usó los aportes para tenerlo en los bancos y demorar proyectos.

La guerra con la ineficiencia debe ser real y efectiva. Es un legado del comandante: Eficiencia o Nada. Así pues, que reconociendo la calidad de persona y de líder que es Aristóbulo, tengo la obligación de dar a conocer una situación de total ineficiencia y que estoy seguro, Aristóbulo ignora. Debo cumplir con mi función de contraloría social.

El Fondo de Compensación Interterritorial –FCI- entregó a tesorería del estado Anzoátegui el primer dozavo y de eso ya hace más de cuatro meses y hasta la fecha; según la versión que me ofrecen estos camaradas del CFG; la gobernación del estado aún no ha presentado información que permita señalar que darán uso a estos recursos.

Los camaradas del CFG me detallaron de los procedimientos que deben seguirse cuando no se cubre los lapsos previstos, pero no le puse mucho interés a esto, porque no podía entender, cómo transcurridos casi seis meses de este 2013; la Dirección de servicios y obra del ejecutivo, no haya hecho uso de más de 100 millones que fue el primer aporte del Fondo hacia la gobernación.

Conocido esta información, tuve la necesidad de preguntarme: ¿Esta la Dirección de servicios y obras de la gobernación esta todavía bajo el dominio de Isidro Molina? Este señor, de acuerdo a los análisis realizado tenía en esa dirección un completo desorden y se dieron casos de proyectos, como el distribuidor de los pájaros, que con los recursos asignados de hacía más tres años; la obra estaba en pañales y no pudo ni comenzarse ni terminarse.

Si el problema es de eficiencia y el reto está colocado en esto, caben muchas preguntas: ¿Cómo es que suceden estas situaciones? Tenía entendido que hay una especie de gabinete móvil en la gobernación que se reúne cada 15 días. Si este gabinete móvil existe; qué hace, que discute qué evalúa.

El tiempo es una variable muy importante, que no dominamos pero es de fundamental importancia trabajar para ofrecer una buena gestión. El mal uso del tiempo, conspira con la eficiencia y la eficacia.

Nota: Por alguna razón que ignoro, estoy totalmente vetado en twitter. Cuenta que creo cuenta que suspenden sin poder enviar muchos mensajes. Uso twitter para difundir mis artículos publicados en Aporrea. Una mano peluda tal vez esta actuando y hace que suspendan las cuentas

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1248 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /regionales/a164406.htmlCUS