¿Vacila la dirigencia de la Revolución? ¡Movilización ya!

A la hora que escribo estas líneas hay reportes desde todo el país de
la violencia desatada por parte de las huestes de la
contrarrevolución.. Varios CDI, residencias de conocidos dirigentes
revolucionarios, oficinas gubernamentales y sedes del PSUV han sido
agredidas y, hasta el momento, se contabilizan decenas de heridos y
por lo menos dos compatriotas asesinados por la furia derechista. Un
cacerolazo de la derecha hizo ruido hace poco con la misma cantidad de
nueces que en el año 2002. Comenzó la segunda fase del plan orquestado
desde el imperio hecho público en esta misma página web hace pocos
días atrás.

Cabe preguntarse... ¿Dónde están las respuestas movilizadoras y
orientadoras de la alta dirigencia de la revolución? No basta con la
acción del estado. Pudimos ver al compañero Presidente Maduro en su
última rueda de prensa alertando de las intenciones golpistas del
caprilismo y comunicando las informaciones que le llegaban de las
acciones violentas.

Pero... ¿Cuáles son las medidas de respuesta? Me
comunico con otros camaradas, quienes me dicen que están a la espera
de instrucciones. Si no llegan en el transcurso de una horas ellos
mismos tomaran la decisión de movilizarse e, incluso, de emprender
algunas acciones reactivas contra el escualidismo del sector. Me dicen
que no están dispuestos a esperar mansamente a que la derecha siga
avanzando en sus desmanes y en un plan que claramente ya está en
marcha.

Converso con otro compañero, habitante del 23 de enero, quien
me ratifica que se moviliza junto a un grupo por su sector, en actitud
vigilante de cualquier intención fascista: lo hizo por iniciativa
propia, plegándose a un colectivo local y sin ningún tipo de
orientación partidista. Luz al filo de la medianoche. Me llega un
mensaje de teletexto: Tarek El Aissami llama a movilizarse mañana en
Aragua. Un poco más de luz pero no la suficiente. Hay respuestas pero
no de manera masiva y contundente.

La militancia, muy atenta y
resuelta, sigue esperando el llamado. Compatriota alcalde Jorge
Rodríguez: haga un llamado inmediato a la movilización ordenada y
disuasiva que seguro lo obedeceremos. ¡Póngase a la cabeza en Caracas
o lo arrollaremos con nuestra marcha! Demos el ejemplo al resto de
país como dice nuestro himno. Chávez somos todos, pero alguien tiene
que instruir con urgencia el camino. (¿O será que lo hacemos todos
prescindiendo de la dirigencia?) Camarada Diosdado: anuncie un alerta
general y activemos las Unidades de Batalla para el control y la
defensa territorial, en coordinación con las fuerzas oficiales en
despliegue para garantizar la paz y parar en seco la violencia
opositora.

Camaradas directivos de los partidos que apoyan a la revolución: ES
HORA DE TOMAR Y ORIENTAR DECISIONES. SOLO EL PUEBLO ORGANIZADO EN LA
CALLE ES LA GARANTÍA DE CONTINUIDAD PARA LA REVOLUCIÓN. CUANDO EL
EQUILIBRIO CONSENSUAL FALLA, HA LLEGADO LA HORA DE LA PRESION
ANTAGONICA.

Esto último lo ha comprendido bien la derecha que lo ha
puesto en práctica hoy. ¿Tendremos que vivir otro 13 de abril para
comprenderlo de nuevo? La unidad cívico-militar no es solo una
consigna: es también una posibilidad inmediata, por no decir la única.
Vacilar es perdernos. ¡Chávez vive, la lucha sigue!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1327 veces.

Comparte en las redes sociales