El Charrasqueo del Pájaro Libre

Apuntes en torno a la Libertad absoluta del Cantor Julián Conrado (XII)

¡Fuera! Ali Primera de la Revolución, por guerrillero y bolivariano.     

Permítanme, queridos compañeros, apreciadas camaradas, empezar estas líneas, recordando mi infancia, esbozando mi recuerdos de niño, para tener una noción del por qué digo lo que digo en este soliloquio de amor ligado a la indignación. Tenía entonces 8 o 9 años cuando mi padre, un Guardia Nacional de los extremadamente pocos bolivarianos (al igual que nuestro Comandante Chávez, no mataba guerrilleros) que existían en las fuerzas armadas, colocó un cassett de un cantor venezolano llamado Ali Primera. En él se leía Al Pueblo lo que es de César (1981) de allí sonó un tema musical bellamente dedicado a una comunidad zuliana, de la costa oriental del Lago, Tía Juana. Así titulaba la canción aquel señor que se incrustó en lo más recóndito de mi sangre, transformando mi vida por completa. Recuerdo que por tal cambio, un periodista escribió una vez en El Diario de Carora (extinto periódico), “el joven poeta Neybis Bracho, mientras sus amigos juegan metras y vuelan papagayos, él está escribiendo poesía y escuchando a Ali Primera”. Sin duda alguna, aquel cantor fue mi escuela, en tanto la experiencia con su canto guió el camino para todos mis estudios, incluso en las dos carreras universitarias.

Desde la infancia entendí, escuchando con atención todas las canciones de Ali Primera, lo que era un guerrillero, un campesino explotado, un cantor vejado, un comunista torturado, un venezolano muerto por hambre, una mujer sin hijos porque se lo asesinó el gobierno, aprendí desde carajito, lo que era estudiar sin recursos y lo que es ser un vendedor de latas aluminio, heladero, limpia botas, todo lo vivía en carne propia, y lo escuchaba en los poemas cantado de aquel señor cabello hirsuto con voz de mando. Desde entonces, calada en mi piel, canciones como Cuba es un Paraíso, Guerrillero de Piel Amarilla, Adelante Viet Nam, Inolvidable Ho Chi Minh, Comandante Amigo y Hacen Mil Hombres (ambas al Che Guevara) y otras menos irreverentes y más poéticas como Bolívar Bolivariano, El Despertar de la Historia, La Patria es el Hombre, me fueron dando a entender lo que significa “la dura lucha por la LIBERTAD”, lo que es ser Cantor comprometido con su pueblo desde el amor infinito por la humanidad.

Decimos pues, que estamos ante un hombre luchador, que tomo el canto para denunciar las injusticias sociales y alzar la voz solidaria con tantos desasistidos y abandonados, con millones de niños asesinados en vida por quitarles el pan de la boca, secarles sus pozos, negarles el agua desde cualquier espacio. El canto de Ali Primera, volando entre temas en boga como la Revolución Cubana, los Movimientos insurgentes de Liberación en toda la América Latina y aquel proceso de descolonización en el África, aunado a las luchas anti racistas en los Estados Unidos de Norteamérica, nos marcaban sin duda, para sentir esos aquelarres políticos de la llamada Cuarta República. Así que nadie se equivoca ni está lejos de la verdad, si dice que Ali Primera fue un Guerrillero, un Bolivariano, Campesino del estado Falcón, del otrora olvidado e inexistente San José de Cocodite, pueblo de urupagua y semeruco, comuna rural donde florece el amor familiar y la solidaridad entre sus habitantes.

Ya sabemos entonces, lo que fue y es nuestro Padre Cantor Venezolano Ali Primera, quien infinitas veces fue escuchado (en sus largos viajes solitarios, desde sus carros viejos) por el Comandante Supremo Hugo Chávez. Lo escuchaba de verdad, aprendiéndose sus cantos, sintiéndolo y entendiéndolo. Igualmente millones de venezolanos crecieron, lucharon y se formaron al lado de este hermoso cantor, pregonero del amor y la alegría. El mismo Presidente Nicolás Maduro creció en los barrios caraqueños escuchando al cantor falconiano. José Vicente Rangel, maestro de la comunicación y revolucionario de convicción acompañó y fue acompañado por Ali Primera. Era un fiel vocero de esa revolución popular que jamás llegó a cuajar en los años 60, 70 ni 80. Pero vaya cómo aportó para que si emergiera en los 90, con el triunfo del Redentor de los Pobres Hugo Chávez.

Nuestro Comandante Chávez Frías fue y así lo sabemos, así lo hizo saber siempre, un aliprimerista de primera. Ese cantor que rescató de la muerte a Simón Bolívar y se lo puso al pueblo en sus bocas y mentes, lamentablemente calladas, hasta que de nuevo lo levanta el mismo Chávez Frías y lo revive, lo hace andar cual Lázaro, y multiplicarse por los pueblos del mundo. Recordemos que en 1980, Ali compone su tema Canción Bolivariana y tres años posteriores, en marco al bicentenario del nacimiento del Libertador organiza el primer y gran encuentro de Cantores y poetas latinoamericanos, denominada con el mismo nombre del homenaje musical a Bolívar (Canción Bolivariana). Muchos de los que formaron parte de la organización, indirectamente, eran guerrilleros urbanos, enamorados de la vida, la lucha popular, algunos forman parte del Gabinete Gubernamental de nuestra Revolución Bolivariana, muchos apoyan la misma desde otros espacios. Otros, como nuestro Canciller Elías Jaua, crecieron y también se formaron en las luchas estudiantiles universitarias, alimentadas con el canto de Ali Primera.

Como vemos, Guerrillero y Bolivariano el Cantor, Amoroso y familiar el campesino falconiano, amante de la vida y de la historia el poeta Ali Primera. Si hacemos de una u otra forma, una minuciosa comparación entre este venezolano y el Cantor campesino, revolucionario, guerrillero y amoroso Julián Conrado (Privado de LIBERTAD en Venezuela) nos veríamos en un serio aprieto. Es decir, en muy poco se diferencian, ambos han surcado los mismo caminos y los dos han enrumbado el canto como oficio espiritual de la lucha. No me gustaría estar en una asamblea realizando dicha comparación, donde esté nuestro presidente Maduro, Elías, y muchos de nuestros compañeros del Polo Patriótico y del PSUV, sobre todo de aquellos que crecieron y se formaron con el canto de Ali. Los que dicen ser bolivarianos, chavistas, revolucionarios, aliprimeristas, Carajo!! Y le dan la espalda a Julián Conrado, desconocen la lucha humana y antiimperialista de Julián Conrado. Compañeros, es que ya no soy el carajito de ayer, esta vida me creció y me trajo por este camino de la Revolución y no creo traicionarla, Dios quiera que viva 80 años o más y verme aun formando parte de una revolución de Izquierda. Ejemplo tenemos de más, Fabricio, Jorge, Américo, El Chema, Hermes Chávez, Luís Rosas, miles y miles de compatriotas fieles a la Revolución, aun cuando fueron vilmente torturados.

Quién no ha escuchado la pregunta, de qué sería Ali si estuviera vivo? Cuántas veces hemos escuchado decir, si Ali estuviera vivo, fuera Presidente, otros dicen, estuviera arrecho con esta revolución, y otros menos cautos afirman, fuera un gran crítico, ministro, entre otros comentarios. El tiempo de Dios es perfecto y exacto. No tenemos físicamente al Padre Cantor, tampoco al Comandante Chávez. Lo que quiere decir, que las contradicciones se agudizan y nos dan a especular o discernir que de acuerdo a la actual realidad, nuestro Camarada Cantor Ali Primera hoy en día estuviera Preso, Privado de LIBERTAD, en Venezuela, Colombia o cualquiera de los países libertados por Bolívar (sin derecho a Asilo ni pataleo), y todo por qué? Por guerrillero, por bolivariano, por ser humilde campesino que cometió su gran error de dedicarse a cantar temas antiimperialistas, revolucionarias, ecológicas, humanas. Me pregunto de verdad verdad, qué sería de Ali Primera si no existiera su canto?, Pobre Julián Conrado, excluido de la Revolución Bolivariana por cantor guerrillero, Bolivariano, humilde campesino que cometió su gran error de dedicarse a cantar temas antiimperialistas, revolucionarias, ecológicas, humanas.

Aunque Ali nos dijo que “no sólo de vida vive el hombre”, Julián Conrado y el Padre Cantor venezolano están hoy más que nunca “heridos de vida”, porque jamás lo estarán de muerte, no claudicara quien nace de parto libre y respira en sus pulmones el viento fresco de la LIBERTAD.

¡Que salga el nuevo canto¡ Voz y ternura que nos liberen de tanto oscurantismo. Que se eleven los sueños desde Caracas a Turbaco, desde Venezuela a Colombia, en un fraternal canto de hermandad, donde “el Orinoco y el Magdalena se abracen entre canciones de selvas y tus niños y mis niños le canten a la Paz”…. donde ese canto sea dignamente de LIBERTAD, HUMANA LA HUMANIDAD.

“Sin tanto Perendengue, le cantaremos a la Paz”.

¡Amando Venceremos¡


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1017 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Neybis Bracho

Escritor, editor, actor y promotor cultural. Licenciado en Letras de la Universidad de Los Andes. Licenciado en Educación Mención Desarrollo Cultural de la Universidad Simón Rodríguez. Investigador de la historia del arte contemporáneo latinoamericano y europeo. Colaborador de varias revistas culturales y políticas del país. Ha sido publicado en la Biblioteca Hispánica de España, así como en varias Antologías poéticas de Venezuela (Imaginar la Distancia, poesía larense del siglo XX de Yeo Cruz, II Antología de Poesía de la Asociación de Escritores del Estado Mérida 2006, Artesa Poética de La Patana, Mérida 2001, Antología Festival Mundial de Poesía, Venezuela 2011). Actualmente se desempeña como Docente de la Cátedra de Literatura e Historia de Venezuela en el L.B Julio Segundo Álvarez de Carora. OBRA LITERARIA: Ha publicado los poemarios Glaciales (Ediciones AEDAS 1997), Vergeles de Rosas (UCLA 1998), Clepsidras y Sombras (ULA 1999), Púlpito de Faunos (ULA 2002), Contra Silencio (Gobernación del Edo. Mérida Ediciones GITANJALI 2002), Vástago de Abril (Axawa Editores. Primera Edición 2003), Fuentes de Luces (Axawa Editores 2007. Publicación acompañada con un CD con la voz del poeta, en una selección de varios libros del autor) Oficio de Existir (Fondo Editorial CONCULTURA 2008), Memoria de Viajes (Axawa Editores 2009). Ceremonia de Fuego (Axawa Editores 2010). Cuaderno de Relámpagos (Axawa Editores-LibrOris 2011) América Espada (Axawa Editores 2012). Cuenta con una obra inédita entre las cuales se encuentran: ALI Guitarra Izada (Ensayo sobre la canción de Ali Primera), Hora Ceniza (Poesía), Versos de la Vieja Sombra (Poesía), Prosa sin Pasado (Poesía), De La Vieja Aldea (Crónicas, anécdotas y memorias de Calicanto). Artemidoro y Otros Cuentos (Narrativa).Versos Furtivos (Poesía), Versos Dispersos (Poesía).

 [email protected]

Visite el perfil de Neybis Bracho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /ddhh/a170840.htmlCUS