“Con Chávez, las necesidades del pueblo... están por encima de las ganancias privadas”

Trabajadores de Guayana llaman a votar por Chávez

Trabajadores de SIDOR de Alianza Sindical y trabajadores afiliados a Sutrabriqueteros junto a la corriente Marea Socialista del PSUV, han editado un  periódico para llamar y explicar las razones que justifican el voto por el Presidente Chávez. Esta iniciativa, concebida como cierre de campaña, va dirigida a todos los trabajadores de las industrias básicas de Guayana y donde se van a distribuir 10.000 periódicos que los usuarios de aporrea podrán ver en formato PDF y a través del siguiente link:  Por esto los trabajadores(as) de Guayana votaremos por Chávez

 

Editorial

 

En diciembre de 1998 Hugo Chávez ganaba las elecciones presidenciales poniendo fin a 50 años de alternancia adeco-copeyana. Casi 10 años antes, el pueblo venezolano se había levantado en el Caracazo contra la miseria y la entrega de la IV República. En aquel diciembre del ´98 nacía para los venezolanos y venezolanas la esperanza de una vida mejor.

Han pasado casi 14 años y en pocos días nos tocará nuevamente elegir quién va a gobernar nuestro país en los próximos años. Es necesario entonces que los trabajadores y trabajadoras recordemos como estábamos hace 14 años y reflexionar sobre todo lo que se ha avanzado y lo que resta por hacer.

Hace poco más de 14 años se aprobaba la Ley de privatizaciones de las Empresas Básicas que tuvo como resultado la privatización de Sidor. En el sector aluminio se creaba CAVSA para vender las empresas como un único paquete, sufriendo un proceso de desinversión y autodestrucción para poder entregarlas, si bien nunca lograron privatizarse. Más de 20.000 trabajadores se quedaron sin empleo en Guayana y hacía su aparición en todo su esplendor la tercerización de la mano de obra. Dos tercios de los trabajadores de la siderúrgica trabajaban en condiciones de precarización, cumpliendo a veces las mismas labores que un sidorista, pero sin ningún tipo de beneficio. Al mismo tiempo, y pese a obtener records de productividad, la Trasnacional Ternium mantenía a sus trabajadores en pésimas condiciones de explotación. Más de 14 años después, la siderúrgica ha sido recuperada para todos los venezolanos y a pesar de los problemas que subsisten sus trabajadores gozan de grandes beneficios al tiempo que se está poniendo fin a la tercerización.

Hace 14 años, de la mano del entonces ministro Teodoro Petkoff (hoy asesor de Capriles Radonski) se desarrollaba la “Apertura Petrolera”, cediendo los activos de la empresa a las trasnacionales y comenzando a desmembrar a PDVSA en beneficio del sector privado. Eran años en que las trasnacionales se llevaban a precio de carbón los barriles de petróleo de lo que habían llamado la “Faja Bituminosa del Orinoco”.

Hoy, el pueblo venezolano ha recuperado PDVSA gracias a la lucha del pueblo y a la decisión del gobierno bolivariano de supeditar la empresa petrolera al proceso de desarrollo de la nación e invirtiendo sus ganancias en las Misiones y Programas que benefician a todos los venezolanos y venezolanas. Además, a través de la Ley de Nacionalización de todos los Convenios de Asociación de la Faja Petrolífera (2007), el Estado venezolano ha recuperado el control de una de las reservas petroleras más grandes del mundo como es la Faja Petrolífera del Orinoco, poniendo al descubierto el robo y la entrega de la IV República.

En 1997, una comisión tripartita, conformada por el sector empresarial, laboral (la traidora CTV) y Gobierno, modificaba la Ley Orgánica del Trabajo robándonos la retroactividad de las prestaciones sociales y otros beneficios. Desde abril de este año 2012 los trabajadores y trabajadoras de Venezuela contamos con una nueva LOTTT que recoge reivindicaciones históricas de la clase trabajadora.

Hace 14 años el número de pensionados por el IVSS era de 387.000 y el monto máximo de una pensión mensual era de 75 Bs. Desde 1999, el gobierno bolivariano homologó las pensiones al salario mínimo, de manera que cada vez que aumenta el salario mínimo se genera un aumento automático y directo de las pensiones, el monto de la pensión mensual se ubica hoy en 2.047,50 Bs. Y la cantidad de venezolanos y venezolanas pensionados se ha venido incrementando mensualmente ubicándose actualmente en 2.211.975 personas pensionadas.

Durante la IV República, los trabajadores no podíamos reclamar nuestros derechos sin recibir palos, gases o terminar presos. Hoy nuestros reclamos son escuchados y respetados por el Gobierno Bolivariano.

Es por eso que aun siendo conscientes de las debilidades y problemas que no se han resuelto, como trabajadores y trabajadoras de Guayana reafirmamos nuestro compromiso con el Proceso Revolucionario y con la reelección del Presidente Chávez.

Sabemos que el candidato de la derecha intenta confundir a la población aprovechándose de problemas reales que existen y que no hemos logrado resolver. Para nadie es un secreto que muchas veces sufrimos el maltrato de burócratas que dicen estar con Chávez y con el proceso pero que sólo defienden sus intereses personales o grupales. Son los mismos que provocan asco en la población por su corrupción. Los mismos que descalifican e intentan callar a los que opinamos distinto a ellos.  Los que buscan criminalizar las luchas de los trabajadores. Los que están provocando que todavía haya muchos compañeros y compañeras que no tienen definido su voto a pesar de haberse beneficiado por estos catorce años de Revolución.

Nosotros estamos claros que hay que seguir organizándonos y luchando contra esos sectores que tanto daño le causan al Proceso Revolucionario, pero no puede haber ninguna duda de a quien debemos votar el 7 los trabajadores y trabajadoras.

Como lo afirma José Meléndez, dirigente sidorista, en entrevista realizada para este periódico “no nos queda duda que el 7 de octubre la clase obrera de Guayana y de Venezuela va a darle un respaldo masivo a Hugo Chávez para seguir avanzando. Porque sabemos que Capriles es el regreso al pasado, a la explotación, la tercerización y entregarle nuestros recursos a las trasnacionales. Sólo en Revolución podemos avanzar, sin bozal de arepa, diciendo siempre lo que tengamos que decir, pero afirmando siempre nuestro compromiso con la clase obrera y la Revolución.”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4425 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /trabajadores/n215003.htmlCUS